Chère Karla:

Sí, así es. Ya estamos viviendo plenamente el mes de diciembre. Ya los árboles de navidad, las esferas multicolores, los listones rojos y azules y amarillos, los venados de cartón, la nieve, y los múltiples regalos que, al pie del arbolito, en sus cajas, con moños de distintas formas,  estarán prestos a ser descubiertos por los pequeños, que, con anterioridad, los habían pedido a Santa Claus, o al Niño Dios, o a sus padres.

Y encender las luces que adornarán la fachada de nuestros hogares y que a las ventanas o a las azoteas las ayudarán a lucir.

Ya suena la música de los villancicos. Ya estamos en otros momentos que nos hacen felices cada año. Ya nos preparamos para cambiar el ánimo por otro mejor. Este mes, por fortuna, y ante la tragedia que el pueblo mexicano y el mundo sufren, de algo sirve para paliar, aunque sea un poco, los dolores que causa la pandemia.

Sí, aprovechemos estos días para cumplir con uno de sus principales cometidos, establecidos por las mujeres y los hombres de buena voluntad a lo largo de los siglos: pensar en lo bueno que hemos hecho en la vida, y lo malo a tratar de que nunca más se repita. A tender los brazos a la paz, a la felicidad, al recogimiento de las almas.

Y además, bueno es decirlo, que las reuniones sean de lo más discretas posibles, que mantengan distancia todos los familiares, que asistan únicamente los más cercanos parientes. A cuidarse, a cuidar el ambiente, a cuidar la salud.

Sigue con: Descubre cómo mantener súper fresco el aceite de oliva extra virgen

Y bueno, creo que la comida y la buena bebida, nos pueden ayudar a pasar ratos agradables y felices.

La comida en estos días nos servirá para unirnos más en torno a los mejores valores que en la familia existen.

Así que, para provocar desde ahora su apetito, incitarlos a sacar la mejor vajilla y los mejores cubiertos, los vasos de cristal que la abuela regaló, y los manteles de lujo, para ello, para llenarlos, qué mejor que una comida preparada con amor.

De los platillos tradicionales destaca el pavo, unas familias lo preparan horneado con finas hierbas, otros relleno de manzana, o también con glaseado de miel de maple, etc. En algunos hogares se prefiere el salmón y sus diferentes recetas, de las más de sabrosas. Y ya no sigo, pues la lista de los festines navideños, de sus platillos, es interminable.

Y va lo que mi familia está planeando hacer para la cena de navidad:

  • Sopa de jitomate: aceite de oliva, mantequilla, ajo, jitomates, azúcar, caldo de pollo, crema entera, albahaca, queso de cabra.
  • Bacalao: Bacalao, mantequilla, papas, cebolla, ajo, perejil, aceite de oliva, pimiento rojo, huevos duros, aceitunas, pimienta.  
  • Entre todos, hijas, hijos, nietas, prepararemos el ponche: vino tinto, canela, manzanas, pasas, guayabas, tejocote, azúcar, ron, agua.
  • Y lo que todo mundo dice del final de un banquete, la corona, la reina, el postre, tarta navideña: harina, mantequilla, caramelos, almendras en polvo, azúcar, agua, manzanas, ron, nata y huevos.

Sigue leyendo: Queso Roncal: el tesoro de los pirineos

Ya lo he dicho, pero vale anotarlo otra vez. Las recetas, todas, con el tiempo cambian, sufren, gozan lo que la mano sabia de la Cocinera y el Chef inventen. Como ustedes, amigas amantes de la buena cocina lo saben a ciencia cierta, no es nada nuevo, pero lo que será siempre nuevo, será el comer, el saborear todo lo que en la mesa se ponga. Y sobre todo, insisto en ello, será la participación en el jolgorio de todos y cada uno de los familiares más cercanos que tengamos. Sí, tratar de olvidar los males que aquejan a la humanidad, e implorar, pedir que sobre nosotros nunca caiga ese mal que acaba con hogares, negocios y familiares. Sí, vamos a vivir la vida, dándole un sentido mejor, tratando de comportarnos mejor en los terrenos sociales. Hacer ejercicio, tomar mucha agua. Y sonreírle a la vida. Bien, Chère Karla, deseo que tú y toda tu gran familia sean cada vez más felices. Y lo mismo deseo para todas nuestras amigas, y nuestros amigos que nos siguen en esta nuestra buena revista de Saborearte.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.