Los castillos, lagos, montañas, villas, restaurantes y famosos hoteles de Suiza parecerían sacados de una historia de hadas, de fantasía, de magia…

Andermatt encarna el espíritu de Suiza. Bello y típico, es conocido por sus altos picos, profundos cañones, cascadas y lagos de montaña cristalinos. En verano, nos dejamos llevar por sus bellos paisajes, disfrutando de las idílicas rutas de senderismo; en invierno, la nieve confiable lo convierte en el lugar perfecto para deportes de invierno.

Andermatt se encuentra en el cruce de los pasos de montaña de norte a sur y de este a oeste. Ubicado en las encrucijada del río Rin y el Ródano y en la intersección de cuatro valles que forman una ruta cruzada alpina crucial, es un bello destino repleto de iglesias y chalets tradicionales.

Espejos de agua reflejan la fascinante construcción del hotel, sus largas vigas de madera iluminadas con cálida luz al caer la noche, creando una ilusión óptica casi hipnotizadora. Sus techos de teja se cubren de nieve en el invierno y resplandecen bajo el sol de verano, enamorándonos cada época del año.

Lee después: La autenticidad de Europa en México

Existen actualmente solo cinco hoteles Chedi en el mundo, en destinos como Montenegro, Oman, India, los Emiratos Árabes y, claro, Andermatt en Suiza. Cada uno de los hoteles y complejos turísticos de GHM cuenta con diseños elegantes y contemporáneos interpretados con respeto por la cultura indígena, la historia y los entornos. La autenticidad es clave para nuestra experiencia; GHM realmente es tiene estilo que queda por siempre plasmado en nuestra memoria.

The Chedi Andermatt me deleitó en el excelente arte culinario de The Restaurant, donde el chef de cocina, Armin Egli, creó platillos de cuatro cocinas diferentes y elegantes que muestran influencias asiáticas y europeas. Rodeada de aromas exquisitos, observé cómo se preparaban los alimentos directamente y recién hechos frente a mí. The Restaurant tiene 14 puntos GaultMillau y es fascinante no solo por su excelente cocina sino también por su ambiente único. Aquí pude disfrutar de una exquisita selección de platillos o menús fijos. Desde dim sum y langosta hasta pata negra y pastas, cada uno es un manjar memorable.

Además de placer culinario, en The Chedi me sumergí en un mundo de calma y relajación. Con 2,400 metros cuadrados, el concepto integral de spa y salud del resort los convierte en uno de los hoteles de bienestar más atractivos de Suiza. Me impresionaron con su generosa área de piscina y sauna, el salón de relajación tibetano y los tratamientos del Lejano Oriente personalizados para satisfacer todas nuestras necesidades personales.

Sigue con: Tierra de Contrastes

Rodeado por las caprichosas e imponentes montañas Alpes, The Chedi nos lleva de la mano a descubrir el alma de Suiza, sumergiéndonos en el impactante destino que es Andermatt.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.