Un edén que juega con nuestros sentidos y nos hace partícipes en la magia de la belleza natural donde se encuentra, Zadún, a Ritz-Carlton Reserve, es el fortunoso resultado de excelencia hotelera, pasión por el servicio, diseño de ensueño y un destino inolvidable.

Una serenidad absoluta reina sobre las dunas del desierto de Los Cabos que desemboca en un mar de color azul profundo. La suave brisa trae consigo la música del crujir de las olas y el seductor aroma de arena caliente. Entre las dunas de arena, la brisa de la playa y el azul infinito del mar se encuentra un paraíso de lujo, sofisticación y maravillosa gastronomía: Zadún, a Ritz-Carlton Reserve Los Cabos.

En México, la comida es una expresión de amor, una conexión con la comunidad, el corazón de una familia. En Zadún esta pasión esta presente en cada platillo de sus joyas culinarias. Infundidos con especias indígenas y recuerdos de la infancia, ambos transmitidos de generación en generación, las originales creaciones de los maravillosos chefs del resort son viajes gastronómicos al pasado, trayendo de vuelta las tradiciones de todas las regiones como San José del Cabo para crear nuevos capítulos en la cocina mexicana.

Lee después: ¿Nacionalidad portuguesa?

Aquí viví momentos de magia, de poesía tangible. Un viaje sensorial por diferentes regiones de México, la experiencia culinaria El Taco nos permite viajar a través de los sentidos. El Chef Edgar nos sorprendió con la infinidad de sabores, aromas y texturas de este icónico platillo en una divertida clase de gastronomía en El Barrio, obteniendo así una comprensión completamente nueva del plato más característico de México.

Cada instante aquí es una aventura sensorial, una oportunidad de agasajos y experiencias de relajación, convivencia con la naturaleza y exquisitez culinario – todos los maravillosos restaurantes del hotel son expresiones autenticas de la alta gastronomía de México. En su maravilloso restaurante Humo se le rinde homenaje a la parrilla latinoamericana con platillos preparados a fuego abierto y presentados en un ambiente rústico y refinado. El fuego, una presencia en las cocina latina durante siglos, es una fuente de renovación, el elemento para extraer sabores de las profundidades de los ingredientes, el cual en Humo nos presenta con sabores exquisitos e inesperados.

La antigua planta del agave es la fuente del mezcal y del tequila, de los cuales la barra de Candil presenta más de 100 etiquetas. Esos, junto con otros espíritus mexicanos e ingredientes locales, se utilizan para crear cócteles a medida, incluyendo el Nauyaca, el favorito del mixólogo Héctor Ramírez y llamado así por una víbora encontrada en su estado natal de Guerrero.

Sigue con: Celebra el mes patrio con las tres denominaciones de origen de Michoacán

Cuando el sol se oculta detrás de las rocosas montañas del desierto de Los Cabos y el día se convierte en noche a lo largo de la costa del Mar de Cortés, vemos encaramado entre dunas de arena fina las cálidas luces del majestuoso Zadún, a Ritz Carlton Reserve en Los Cabos.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.