fbpx

Julio, pretexto para comer lasagna

Carlos Bracho
Carlos Brachohttp://www.carlosbracho.com
Carlos Bracho. Actor de cine, TV y teatro. Fotógrafo y político. Miembro fundador de SOGEM, escritor y editor. Miembro fundador de “Leo, luego existo”, del INBAL.

Chère Karla:

En Estados Unidos tenemos la fama de ser muy fiesteros. Fama bien ganada, por cierto. Sí, hay varias razones por las cuales lo merecemos, miren una pequeña lista, a la cual nosotros los mexicanos les hacemos los honores: Día del maestro, día del compadre, día del santo, día del cumpleaños, día del médico, día del mariachi, día del bombero, día del actor, día del arquitecto, día de las enfermeras, día de Juanga, día del músico, etc., y sigue una larga fila de etcéteras. Y dado que el mundo siempre ha andado tan mal, tan conflictivo, tan confuso, tan violento, tan huracanado, que por eso me atrevo a decir que la mejor solución para afrontar dichos males, y lo propongo con humildad, es la risa, el jolgorio, la comida, el canto, el baile y hasta la pachanga.

Y por motivo del que en este mes se celebra el famoso platillo, mundialmente conocido, de la LASAGNA, yo, ni tardo ni perezoso abrí mis libros de cocina, que por fortuna gastronómica tengo, si no muchos, sí algunos que para mí son fundamentales. Así, que, amigas insumisas, amigos amantes de la cocina, a cantar, a celebrar y a degustar, a meterse a la cocina y preparar este tan italiano platillo. Yo, ya estoy refundido en mi cava viendo que Chianti es el que merece tenerlo en la mesa para acompañar tantos y tan variados, como celebrados, modos de preparar esta delicia. 

Así que mientras Caruso lanza al aire sus cantos de Verdi, y el Pavarotti, nos da una pequeña muestra de su poderosa voz, y Camarena nos deja en las nubes con su Do de pecho, yo, si lo juzgas pertinente, Chère Karla, daré a nuestras lectoras y lectores, recetas que quizá ya las tengan en su memoria, pero no caen mal algunas posibles variantes. Por principio de cuentas este plato en Italia (su origen se lo disputan Grecia e Italia) se compone así: láminas de pasta de harina de trigo, e infinidad de aventuras y surtimientos e inventos en su elaboración y conformación que la gastronomía permite:

Lasagne verdi alla napoletana (al forno): (Para la pasta): Harina de trigo, huevos, espinaca, sal, aceite de oliva. (Para la salsa de jitomate): Jitomates, ajos, aceite de oliva, sal, pimienta negra molida. (Para el relleno de Ricotta): Ricotta, Parmigiano, matequilla, sal, pimienta, nuez moscada. (Para el relleno de Mozzarella): mozzarella, pimienta, sal, hojas de albahaca.

Lasagne verdi al forno: En Bolonia es así: Lasagne verdi. Cebolla chica, zanahoria, hongos, tocino, carne de res molida, mantequilla, puré de jitomates, caldo de res, vino blanco seco, sal, azúcar, salsa Bechamel, queso Parmesano rallado.

Lee también: Marcello, un spot a la italiana en la Roma 

Lasagne ai frutti di mare arrotolate (al forno):  Tallarines de lasagna, queso Parmesano rallado, camarones pequeños, queso Romano rallado, caldo de res, salmón cocido desmenuzado, crema, mantequilla, harina, pan molido, huevos, queso Ricotta.

(Yo, chère Karla ya estoy metido en la alacena y en los trastos de la cocina, pues este Frutti di mare… será víctima de mis manos y malos manejos de cocina. Pero lo voy a devorar).

Lasagna al forno: Tallarines de lasagna, salchichas, ajo en polvo, orégano, albahaca, queso mozzarella rayado, queso Chedar rallado, queso Parmesano rallado, puré de jitomate, cebollitas, carne de res molida, champiñones, aceite de oliva, jitomates, pimientos verdes, sal, pimienta, apio, tomillo, romero, pimienta.

Lasagne verdi al formaggio (al forno): Tallarines de lasagna verdes, queso Chedar rallado, queso Mozzarella rallado, queso Ricotta, mantequilla, sal, salsa de jitomates, huevos, perifollo, albahaca, pan molido.

Lasagne al forno (2): Tallarines de lasagna al huevo, queso Parmesano rallado, crema de leche, mantequilla, crema de jitomate, picadillo de carne de res, queso Mozzarella.

Lasagne al forno (3): Tallarines de lasagna, carne molida de res, puré de jitomates, caldo de res, albahaca, queso Gruyere rallado, queso Parmesano rallado, cebolla, ajo, orégano, mantequilla, pimienta.

De usted, amiga de la cocina, depende si una de estas recetas hará el honor de estar en su mesa familiar. Habrá, de parte de los comensales, a no dudarlo, felicitaciones y no faltará quien pida otro plato más. Eso hablará bien de lo que usted ama y quiere en las labores en la cocina. ¿Verdad que sí, Chère Karla? ¿Que el tiempo más grato después de un agitado día en el trabajo, es el que se pasa entre las ollas y los platos y las finas hierbas?

Arriba les decía que un buen Chianti hará un maridaje perfecto. Sí, creo que Italia con más Italia, es igual a buen comienzo y mejor final. Honor a quien honor merece.

Y como es sabido por ustedes, lectoras insumisas, a estas recetas, usted le quita, le pone, le agrega, y le da el toque que a su paladar le sea agradable. Sí, ponga más de esto, agregue un poco de lo de más allá, tome la cuchara y pruébelo, gócelo, y que ruede el mundo. Creo firmemente que la mejor guerra que puede haber es contra el fuego de la estufa, el combatir arduamente con los cuchillos para pelar los ajos, el enarbolar las filosas tijeras para los pollos.

En fin, les deseo suerte en las labores y aventuras que se corren en la Cocina.

Un abrazo con harta lasagna.

Vale 

Carlos Bracho

Sigue con: Fiamma, italiano chic

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar