Un joya que encarna lo más exquisito del fabuloso destino que es Los Cabos, Montage es un mundo: un mundo de placer e indulgencia, de excelencia culinaria, experiencias únicas, momentos mágicos y de perfecta armonía.

En este paraíso pasé unos días de ensueño, sacados de una historia de fantasía. Un profundo azul, casi morado, pinta al cielo y el verde vivo de plantas desérticas destacan entre las piedras y albercas de este paraíso terrenal. Con una increíble bahía, abrazada en ambos lados por impactantes formaciones rocosas, Montage Los Cabos es un santuario de paz, relajación y belleza natural inolvidable.

Desde la amplia terraza de mi espectacular suite, donde el buen gusto y un diseño moderno y auténtico logra la perfección, dejo que mis ojos recorran el sinuoso y rocoso camino a la cima de los riscos que rodean las suaves aguas azules de la Bahía de Santa María.

Montage Los Cabos es reconocido internacionalmente por su espectacular Spa. Inspirado en el folklore mexicano tradicional que rodea el Árbol de la Vida, así como en el histórico árbol Torote que adorna la entrada al complejo, este refugio ofrece una experiencia única impregnada de la belleza y los poderes curativos de su increíble entorno

Un retiro holístico de 40,000 pies cuadrados, el Spa Montage utiliza una variedad de técnicas no invasivas e ingredientes indígenas de la farmacopea del paisaje desértico; sus terapeutas ofrecen una amplia gama de masajes, trabajo corporal y tratamientos faciales para brindar antienvejecimiento, limpieza, desintoxicación y bienestar total.

Puedes leer también: Experiencia Rioja 2: Mikel Alonso y Pilar Meré

En Montage Los Cabos el arte culinario ha sido elevado y exaltado para empaparnos de cultura y enamorarnos de sabores y aromas auténticos y deliciosos. A orillas de la emblemática Bahía de Santa María reside el restaurante Marea, frente al mar y con vistas panorámicas al Mar de Cortés. Con esta increíble vista y apapachada por el maravilloso servicio disfruté de deliciosos platillos originales y sabrosos del Chef Eric Arellano, cuya pasión por México está presente en cada bocado.

El Chef Eric me sorprendió y encantó con una exclusiva clase de cocina, donde aprendí a cocinar ravioles con queso ricota y con garbanzo – un manjar sin igual. La clase fue una divertida e interactiva actividad culinaria que me hizo participe en este maravilloso arte, guiada por un excelente maestro y disfrutando del resultado final con gran apetito.

Mezcal, el restaurante de autor del resort, cuenta con una cocina mexicana moderna con interpretaciones reinventadas de tradiciones culinarias ancestrales. Un espacio animado y sofisticado que rinde homenaje a la historia de México, aquí experimenté un viaje gastronómico a través de un menú creativo, fresco y auténtico creado por el talentoso Chef Odín Rocha.

Otra experiencia culinaria imperdible que viví en Montage Los Cabos es el innovador y exquisito concepto de Talay. Creación de la mente creativa del Chef Ejecutivo Xavier Salomon, Talay significa ‘mar’ en tailandés y está inspirado por su espléndida ubicación. Un restaurante pop-up único que ofrece platos pequeños en un ambiente de mercado nocturno, sus delicias nos trasportan a través de los sentidos a las orillas del rio Chao Praya en Bangkok.

Montage Los Cabos es un santuario idílico, una joya hotelera y sensorial que nos sumerge en lo más sofisticado y autentico de la cultura mexicana. Ubicado en la emblemática Bahía de Santa María, este entorno íntimo y apartado nos enamora con vistas espectaculares y un estilo único que nos enamora y seduce.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.