En la calurosa brisa del mar mediterráneo se respira historia, aventura y romance. Las islas maltesas atravesaron un período neolítico dorado, cuyos restos incluyen los misteriosos templos dedicados a la diosa de la fertilidad. Más tarde, fenicios, cartagineses, romanos y bizantinos dejaron sus huellas en las islas. En el 60 d.C., San Pablo naufragó en la isla mientras se dirigía a Roma y llevó el cristianismo a Malta; su presencia está esparcida en cada rincón con impactantes iglesias antiguas. Por aquí también pasaron los árabes, los normandos, los aragoneses, la famosa Orden Soberana y Militar de San Juan de Jerusalén que gobernó Malta desde 1530 hasta 1798, los franceses y finalmente los Ingleses.

Un país sacado directamente de una historia mítica; aquí y allí se alzan megalitos, mazmorras medievales, torres medievales, capillas al borde de los caminos y fortalezas imponentes. Conformado por tres islas – Malta, Gozo y Comino – este destino no tiene igual.

Un caleidoscopio de culturas, la riqueza de la historia de Malta se ve rivalizada solamente por su abundancia de espacios de belleza natural inimaginables. Con un clima magníficamente soleado, playas increíbles, una vida nocturna divertida y 7,000 años de historia fascinante, hay una infinidad de cosas que ver, hacer y descubrir, sumergiéndonos en una cultura singular.

Sigue con: Sobrevolando los Acantilados de Amalfi: Historia Viva en el Monastero Santa Rosa

Aquí me hospedé en el hermoso Hilton Malta, un oasis permanente, abierto todo el año, que nos consiente y sumerge en el moderno estilo de vida de Malta.

Un portal a uno de los miles de mundos que habitan esta pequeña joya del Mediterráneo, Hilton Malta nos lleva de la mano a descubrir un sin fin de maravillas, creando una sinergia fascinante entre el pasado y el presente, la historia y la modernidad. El resultado de este caleidoscopio, de esta mezcla de estilos y culturas, es un destino infinitamente seductor y completamente inolvidable.

El lugar donde la historia de la isla se fusiona con su moderno y divertido presente es St. Julian’s, una zona repleta de vida, restaurantes, bares, casinos y hoteles. Enclavada entre el mar Mediterráneo y el puerto de Portomaso, se encuentra la zona más activa de este pequeño país. Es aquí donde el Hilton goza de una ubicación fantástica.

Continúa después con: Fusión Melódica

Disfrutadas desde el lujoso Lounge Ejecutivo, las vistas panorámicas de St. Julian’s son la joya de la corona de mi estancia. Un espacio cómodo, sofisticado y contemporáneo, el hotel fue mi punto de partida para explorar las miles de maravillas salpicadas por toda la isla de Malta – la isla más grande de las tres y el centro cultural, comercial y administrativo del país.

La ubicación de la isla en el centro del Mediterráneo le ha dado históricamente una gran importancia estratégica como base naval, con una sucesión de potencias que han disputado y gobernado sus tierras.

La larga y colorida historia de Malta se remonta a los albores de la civilización humana… aquí pasado y el presente caminan de la mano entre las estrechas calles serpenteantes, imponentes fortalezas y caprichosas bahías.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.