Al caer la noche, cuando la lava del volcán Etna brilla en la oscuridad bajo un cielo estrellado, cada instante forma parte de una fantasía. En las laderas del volcán de la exótica e intrigante isla de Sicilia, el tiempo tiene un ritmo diferente, casi tangible en la magia de la belleza natural y la rica historia y cultura de esta seductora tierra.

La histórica finca de Monaci delle Terre Nere se alza sobre la tierra negra del Etna. Imponente y drásticamente bello, sus constantes erupciones cubriendo los alrededores en tierra negra – creando un paisaje surreal. Entre huertos y plantaciones nos encontramos con esta finca y con su ambiente único, inimitable.

Sigue con: Una Joya del Desierto: Nobu Los Cabos

Llena de extraordinario encanto y belleza natural, la finca fue creada originalmente por los monjes de la orden de Santa Ana en el siglo XVIII. Hoy en día es hogar a un encantador hotel boutique cuyo terreno se extiende a lo largo de 25 hectáreas de tierra negra; escondido y privado entre árboles, viñedos y cultivos.

Auténticamente siciliano, el hotel combina elementos de arte y diseño modernos con un profundo sentimiento histórico. Un lugar irrevocablemente único, Monaci delle Terre Nere ha sido restaurado con mucho cuidado y con un cierto estilo que le da un alma difícil de definir.

Su relajado ambiente se extiende por la terrazas de pasto entre rocas volcánicas, donde pasé horas contemplando la vista al volcán y al Mediterráneo, disfrutando de un mundo de relajación y de paz con un setting extraordinario. Durante mi estancia aquí, entre momentos de contemplación junto a la piscina y tranquilos paseos por los viñedos, disfruté de las artes culinarias locales y, por supuesto, de los maravillosos vinos de la finca.

El Monte Etna es la tercera zona vinícola más importante de Italia, por la gran diversidad de su tierra y sus microclimas, y la extraordinaria delicadeza de sus vinos. Aprovechando la riqueza del terruño del Etna, Monaci delle Terre Nere cultiva sus viñedos para producir su propio vino, con variedades autóctonas de la región.

Excelentes vinos, naturaleza impresionante, gastronomía autentica, actividades al aire libre, montañas, océanos y mágicas noches: Monaci delle Terre Nere es la suma de todas sus partes. El restaurante Locanda Nerello, ubicado en la terraza de la casa principal de Monaci delle Terre Nere, tiene un menú basado en la estacionalidad de los alimentos crea una experiencia culinaria de gran variedad ambientada con informalidad contemporánea que refleja la identidad Eco-Bio de toda la finca.

Quizás también te interese: Dinner in the sky: alta cocina en lo alto

El hotel está completamente involucrado en la producción de lo que disfruté en el restaurante Locanda Nerello, incluyendo excelentes vinos combinan que perfectamente con el compromiso local con el movimiento Slow Food.

Miembro de Relais & Châteaux –una mágica colección de joyas hoteleras que nos empapan en historia y sumergen en cultura alrededor del mundo– el hotel nos enamora de la maravillosa isla donde se encuentra. En este destino apartado del resto del mundo, Monaci delle Terre Nere combina la filosofía italiana de la “dolce vita” con un ambiente “zen” y un aire de misterio seductor.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.