La capital más pequeña de Europa, Liubliana parece de juguete. Una ciudad alegre, pintoresca y única. En las orillas del río Ljubljanica se alzan encantadores cafés, dividendo el casco antiguo de la ciudad de su centro comercial.

Liubliana es el resultado de la combinación de ruinas de los tiempos de romanos, características barrocas con las bellezas del secesionismo y el alma eslava con las creaciones de Jože Plečnik, un distinguido arquitecto e ingeniero de planificación urbana de Europa. 

Tal vez quieras leer: Ícono De Paris: Shangri-La

Museos y galerías, pubs a lo largo del río y plazas de la ciudad, teatros y salas de conciertos, festivales organizados en las calles durante el verano, están alineados cerca del Puente Triple de Plečnik.

El corazón de la ciudad, el mercado de Plečnik, está protegido por dragones labrados en un puente del siglo XIX.

Dentro de esta pequeña joya, el hotel CUBO se encuentra en un edificio histórico protegido por el Instituto para la Protección del Patrimonio Cultural de Eslovenia, estilo art deco de los años 1930 y completamente renovado.

Personalizado y acojedor, conserva su encanto al tiempo que se ve reforzado por el diseño y funcionalidad moderna.

¡Conoce más sobre Europa! Alexis Beard nos lleva a La Tierra De Las Trufas: Recorriendo La Península De Istria

hotel-cubo-Liubliana
Hotel Cubo

Su historia

El hermoso edificio tiene una historia fascinante: La antigua dinastía Luckmann fue propietaria del inmueble en la esquina de la calle Slovenska desde 1786.

El Dr. Fritz Luckmann –un abogado muy conocido y miembro de la junta de la cervecería de la Unión Ljubljana– heredó la propiedad después de la muerte de su padre.

En 1914 se casó con Linda Kosler, hija de Peter Kosler, el fundador de Union Brewery y en el año 1931, por el tranvía que en la esquina frente al edificio casuaba atascos de tráfico, se le ofreció una compensación para demoler el edificio antiguo y construir el nuevo, dejando más espacio para rieles de tranvía adicionales.

Entre Los Románticos Canales De Venecia¡No te pierdas el blog de Melanie Beard sobre este destino obligatorio en Italia!

Europa en tren

La manera ideal de llegar a esta encantadora ciudad es vía tren – sin duda la mejor forma de viajar por Europa. Viajar en tren es mucho más que solo un medio de transporte.

A través de la ventanilla del tren apreciamos los hermosos escenarios de las campiñas, de los pueblos y de esas áreas de las ciudades que no exploraríamos en un recorrido tradicional. Es una forma distinta de acercarnos a cada región, disfrutar de su particular geografía y de su arquitectura rural o urbana que mucho revelan de cada sociedad.

Desde hace más de 50 años Rail Europe ofrece el pase de tren, un producto que simplifica al máximo la planeación y reservación de un viaje de placer o de negocios por tren y una excelente alternativa para realizar viajes ilimitados dentro de un área geográfica determinada y por una determinada cantidad de días, disfrutando de la calidad de la infraestructura y los servicios de la extensa red ferroviaria europea.

Liubliana-viaje-Europa

Viajar en tren es mucho más que solo un medio de transporte en Europa

Desde trenes de alta velocidad que ofrecen una conexión eficaz y rápida entre dos ciudades, hasta los trenes de lujo, o los trenes panorámicos que ofrecen paisajes espectaculares, un paseo del tren puede ser un destino en sí mismo.

¡Acompáña a Pilar Meré por su viaje a través de la región de Jerez! lee su crónica viajera en Jerez: 3000 Años De Historia

Y los trenes son la perfecta manera de llegar a sus lugares un poco menos accesibles, desde las montañas en Suiza hasta los lagos en Escocia, o a la capital más pequeña del continente Europeo: la encantadora Liubliana.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.