Hasta mediados del siglo pasado, Los Cabos era apenas una estrecha franja casi desértica en el extremo sur de la península de California, en la que se diseminaban un puñado de pueblos de pescadores que intentaban sobrevivir en medio de un paisaje de cactus y arbustos.

Hoy en día es un destino romántico e inolvidable, de belleza natural sublime. En Los Cabos se vive la majestuosa unión del Mar de Cortés, el océano Pacífico y el desierto. Es un oasis de playas encantadoras, gastronomía deliciosa e impresionantes monumentos naturales, además de una oferta hotelera del más alto nivel.

Ubicado en las dunas de arena a lo largo de la espectacular costa de San José del Cabo en México, Zadún, a Ritz Carlton Reserve, es un lugar de misterio y magia. Aquí, el fuego es el catalizador de sabores audaces; el calor y el sonido son sanadores; la sede es lugar de aventura y descubrimiento, y todos nuestros caprichos fueron anticipados y cumplidos. 

Quizás te interese: FESTIVAL DEL PULQUE EN EL MURAL DE LOS POBLANOS

Zadún es uno de los cuatro Ritz Carlton Reserve en todo el mundo. Una exploración de un lugar inusual, la emoción de una aventura inesperada, una indulgencia en un lujo poco común es lo que nos ofrece Ritz-Carlton Reserve, una experiencia de lujo única reservada para aquellos que aprecian un santuario exótico escondido en los rincones más exquisitos del mundo.

En Zadún, los viajes gastronómicos al pasado traen de vuelta las tradiciones de todas las regiones para crear nuevos capítulos en la cocina mexicana. En su exquisito restaurante Humo se rinde homenaje al fuego, una presencia en las cocina latina durante siglos, es una fuente de renovación, el elemento para extraer sabores de las profundidades de los ingredientes, el cual en Humo nos presenta con sabores exquisitos e inesperados, que incluyen chorizo y ostras, preparados a fuego abierto y presentados en un ambiente rústico y refinado.

En un mapa del tesoro, X marca el lugar donde nos esperan oro y joyas. En Zadún, X es un lugar de riquezas culinarias. Como si se levantara de la arena al borde del agua, este restaurante ofrece un ambiente relajado, con ceviche y cócteles, y donde el menú cambia cada día en función de lo que los pescadores locales pescan.

Con el paso de las olas marcando el ritmo y la calurosa brisa del mar estableciendo el romántico ambiente, la puesta del sol comienza a tornar el cielo diferentes tonalidades rosadas. Estos momentos de magia, de reflexión, de paz total y de sofisticación son lo que hacen de Los Cabos un destino tan singular.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.