Ciccio Sultano, uno de los chefs más estimados de Sicilia, ha viajado a través del mundo para perfeccionar su oficio. Pasó un tiempo en Alemania perfeccionando su cocina de carne, luego cruzó el Atlántico para trabajar con Lidia Bastianich en Nueva York. Más que cualquier otra cosa, el tiempo que pasaba fuera de casa ayudó a Ciccio a comprender qué era la cocina siciliana que era tan importante para él. “Es la generosidad”, explica. “La generosidad es una característica particular de los sicilianos. Es algo de lo que estoy muy orgulloso y lo demuestro en todos mis platos: la generosidad de entregarme a cada plato “.

Al regresar a Sicilia, Ciccio abrió Ristorante Duomo en Ragusa en el año 2000, y el restaurante ha mostrado su pionera alta cocina siciliana desde entonces, ganando una estrella Michelin en 2004, y luego recibiendo una segunda dos años después. Ciccio, que nunca está satisfecho, ha abierto más recientemente “I Banchi” en 2015, su interpretación moderna de una trattoria tradicional, que sirve platos más tradicionales de Sicilia con menos formalidad que su restaurante de dos estrellas.

Sigue con: Monaci Delle Terre Nere: Un Hotel singular a Los Pies del Etna

Construida sobre una amplia colina de piedra caliza entre dos valles profundos, Ragusa Ibla es parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Visitar este fascinante destino es tomar un viaje al pasado. Travesando los años al adéntranos a sus sinuosas calles, ocultas escalinatas y edificios barrocos, nos vamos sumergiendo más y más en la historia de esta romántica parte de Sicilia, las isla más grande de Italia, y en su celebrado y reconocido arte culinario.

Embajador de la famosa comida de su isla, el chef Sultano es conocido por convertir los ingredientes clásicos sicilianos en platos caprichosos que expresan tanto su conexión con la tierra como su dominio de las técnicas contemporáneas.

Un verdadero artesano, su cocina es un retrato elegante y en constante evolución de Sicilia, que hace referencia a las regiones y productos únicos de la isla y la miríada de culturas invasoras que, a lo largo de la historia, han llegado a definirla. El intrincado equilibrio de sus platos se celebra con una lista de vinos galardonada que se enorgullece de tener más del 50 por ciento de etiquetas sicilianas, que ayudan a arraigar a la perfección la cocina a la historia vinícola de la isla.

En 2015, abrió I Banchi, una versión contemporánea de una trattoria tradicional, y en junio de 2019 Cantieri Sultano abrió sus puertas junto al Duomo. Funciona como cocina experimental y de desarrollo para sus chefs; un espacio para realizar masterclasses. Es también una ubicación cómoda y atmosférica donde los huéspedes del Duomo pueden quedarse antes o después de la cena. 

Lee después: La autenticidad de Europa en México

Recientemente, abrió Pastamara en la emblemática Ringstrasse de Viena, que lleva la cocina y las bebidas sicilianas contemporáneas a la capital austriaca. Cuenta con la hábil asistencia de Gabriella Cicero, directora de operaciones del Grupo Ciccio Sultano, que supervisa la gestión de Duomo, I Banchi y otros proyectos como su finca L’Aia Gaia.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.