Como parte de la campaña de difusión al conocimiento de Navarra, hoy presentamos  la entrevista que tuvimos con Ana Juanena Lazcano, Secretaria de Certificación del Consejo Regulador del Pimiento de Piquillo de Lodosa. En esta charla que nuestra directora Karla Sentíes sostuvo con Ana, se buscó conocer a fondo sobre este producto agrícola que es tan sólo muestra de una de las 361 denominaciones de origen que existen en el territorio español, cifra que no sólo considera productos alimentarios sino también vínicos y hasta un espirituoso. 

Recordemos en principio que el término “denominación de origen” se refiere a un reconocimiento europeo a un producto que presenta características particulares como resultado de su producción en una zona de origen en concreta, que implica ciertas condiciones de suelo, clima y agua, así como las propiedades que imprime el trabajo de su gente y el valor que agregan sus procesos, así como las tradiciones mismas que le  caracterizan. 

Sobre el Pimiento de Piquillo de Lodosa

A lo largo de esta entrevista nos introdujeron a la producción del pimiento el cual especifican, se produce en una zona pequeña que comprende apenas ocho municipios.

Si bien se trata de un ingrediente que tuvo sus orígenes en el continente americano, fue hasta que los españoles lo llevaron al Viejo Mundo en donde, luego un cuidadoso trabajo agrícola realizado por años, este producto adquirió las características que hoy le otorgan su reconocimiento. 

No te pierdas: Viaje gastronómico por Navarra

Una particular producción

Este producto se cosecha cuando está maduro y ha adquirido una tonalidad al rojo vivo, color que indica el momento preciso cuando la hortaliza concentra todo su dulzor. Se recoge manualmente y luego es sometido a un proceso de asado a la llama que permite después pelarlo. Este pelado se realiza sin entrar en contacto con agua para evitar que pierda su delicado sabor y finalmente, el producto pasa a envasado sin ningún tipo de líquido.

De las condiciones que permiten a este producto adquirir sus propiedades particulares, es el clima frío y húmedo con mucho viento, en las cuales las hortalizas se encuentran bajo dificultad para crecer pero que se traducen, en una calidad muy alta. Quizás no lleguen a altas producciones, pero si algo distingue a esta región son productos de mucha calidad. 

Es importante señalar que el Pimiento de Piquillo de Lodosa se cultiva en parcelas determinadas que cumplen las especificaciones de los reglamentos de la Denominación. Estas parcelas deben estar inscritas ante el Consejo, mismo que se encargará de su adecuada supervisión. 

Como parte de las características que se incluyen en los estándares de calidad, se enlistan que las piezas de pimientos deberán estar completas y sin roturas, principalmente. Cabe destacar que en Navarra en general se cosechan pimientos pero que, al salir de la indicación de estos ocho municipios no pueden ser llamados bajo la nomenclatura de esta denominación ya que no cuentan con la certificación. Para distinguir a los auténticos Pimientos de Piquillo de Lodosa, estos siempre deberán contar con el sello distintivo de la denominación (PL), así como con la numeración que lo avale.

En la charla se destaca que uno de los objetivos principales de las denominaciones es proteger no sólo al producto sino también a la gente que lo trabaja. Estos productos suponen un desarrollo de la región en donde se producen ya que sus agricultores trabajan en distintas actividades económicas que se desarrollan en torno al producto como fiestas, festivales, ferias, catas, rutas gastronómicas, etc. 

De sus datos curiosos:

  • La producción anual de este pimiento es de aproximadamente 1 millón y medio de kilos.
  • ¿Sabías que el calificativo de “piquillo“ hace alusión a su semejanza con el pico de un ave?
  • Cuando hace calor, en ocasiones se suelen cosechar algunas piezas que denotan cierto nivel de picor, y aunque no es comparable con los picantes que tenemos en México, para los españoles es muy fácil distinguir cuando presentan esta característica. 

Sigue con: Identidades culinarias de Navarra

¿Cómo consumirlo?

Como parte de las actividades que en Navarra se desarrollan en torno al producto, existe un evento que tiene como objetivo maridar un pintxo con Pimiento de Piquillo de Lodosa con un vino de Navarra, y aunque durante este año la actividad resultó suspendida por situación de contingencia ante la pandemia, la idea es que el siguiente año se retomen las andanzas para encontrar la armonía ideal. 

Entre algunas de las recetas tradicionales que incluyen a este piquillo en sus ingredientes, se encuentran: piquillos confitados con ajo y aceite, piquillos en salazón, rellenos de diversas preparaciones ya sean frías o calientes. Se le puede comer como guarnición o incluso, hay quienes lo han preparado a manera de postres al estilo de mermeladas que se combinan con queso de cabra.

Proponiendo un maridaje con vinos crianza, es como Ana nos recomienda degustar este ingrediente que es vivo reflejo de la  cultura gastronómica que Navarra tiene para compartir. 

No te pierdas la oportunidad de probar este ingrediente. Conoce más sobre este y otros productos de esta denominación en: www.reynogourmet.com y continúa atento a nuestras redes, ya que durante estos meses seguiremos hablando de esta increíble región española.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.