El placer de una buena comida, de un platillo inolvidable, de sabores únicos e intrigantes, es irremplazable. Disfrutar de una buena comida es aventurarse en un viaje por los sentidos, dejándose llevar por aromas, sabores y texturas que nos sumergen en mundos desconocidos.

En el Japón, la cocina es un arte llevado a su máxima expresión. La frescura de los ingredientes es clave, y cada platillo es una expresión de amor. La gastronomía es una de las mejores representantes de la cultura de un destino; a través de los sentidos y del placer culinario nos sumergimos en el verdadero alma de un lugar, dejándonos llevar por completo por los sabores, aromas y texturas de su cocina.

Intensos e inesperados aromas, complejos sabores, intrigantes texturas y fascinantes presentaciones, la gastronomía de Japón evoca lo más exótico y exquisito de sus fascinante cultura.

Sigue con: San-To Hand Roll Bar, una experiencia japonesa

El menú de degustación de kaiseki es un auténtico viaje a Japón. Elaborado con productos de temporada, sigue una secuencia tradicional en pequeñas porciones, como espejo del arte minimalista, muy apreciado en dicho país.

En el corazón de la comida kaiseki se encuentra el principio japonés de shun o tomar ingredientes en la cima de su frescura. Los platos se presentan simplemente, sin artificio. Esto se hace no solo para garantizar que se exprese el verdadero sabor de cada ingrediente, sino también para mostrar adecuadamente cada uno, además de la altura de su belleza natural, creando así la sinergia perfecta entre la cocina y la expresión artística.

El kaiseki era una comida ligera servida en la ceremonia del té japonesa, y desde sus orígenes, ha sido considerada una las mejores expresiones culinarias de la cultura japonesa, que también se prepara las celebraciones u ocasiones especiales, y que podemos probar en exclusiva en el restaurante Asai Kaiseki en Polanco.

El chef Asai es experto en deleitarnos no solo con las combinaciones de sabores, sino también con su habilidad de preparar y de servir los platos. Dependiendo de la temporada, agrega algunos ingredientes muy mexicanos a las recetas, como el guacamole, el queso oaxaqueño y nopales. En esta temporada incluyó el mango, en platillos como la anguila a la parrilla con mango y foie gras, y en el postre de pudín de mango; también está presente la flor de calabaza en el entremés de espinaca y hongo shiitake marinado.

Comer en Asai Kaiseki es uno de esos placeres sublimes que deben disfrutarse al menos una vez en la vida. Jugando con ingredientes frescos y locales, el talentoso propietario y Chef Yasuo Asai, junto con su increíble equipo, nos lleva de la mano a descubrir sabores inimaginables y auténticos. Enamorado de muchos ingredientes de la cocina mexicana, el Chef ha insertado toques únicos a la comida tradicional Kaiseki, usando desde guacamole hasta queso Oaxaca, combinando a la perfección las delicias de Japón y México.

Después de el éxito de Asai Kaiseki, el Chef inauguró Asai Sushi, un recinto que conserva la elegancia y privacidad de Asai Kaiseki, donde además del placer de probar sushis, podemos observar el arte de la preparación de los rollos de sushis, con los que el restaurante se convertirá en el favorito de la ciudad. 

Cada platillo del menú, los aperitivos, entremeses, sopas, sashimi, sushi, guisado, arroz y postre, buscan ofrecer lo mejor de cada estación del año, por lo que visitar Asai Kaiseki y Asai Sushi es siempre una sorpresa para los sentidos, es un verdadero viaje creativo y delicioso a lo largo de las estaciones.

Puedes leer después: El arte del ronqueo en Onomura

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.