La idea detrás de la filosofía ‘sense of place’ es sumergir al viajero en el verdadero sentido, sentimiento, cultura y estilo de vida del destino que visita. Con está pasión por mostrar lo más auténtico de cada lugar, por darnos a conocer a los viajeros lo más esencial de un destino, los hoteles Rosewood alrededor del mundo se han encargado de crear experiencias de magia pura donde el verdadero alma de cada lugar se desvela ante nosotros.

Rodeados de cultura, historias y tradiciones, en el bello Rosewood nos salpicamos de magia con el colorido de los callejones empedrados de San Miguel de Allende, la arquitectura de sus casonas antiguas, museos y actores vestidos a la época que recrean los sucesos más significativos de antaño.

Inundado con los cálidos tonos que caracterizan a San Miguel de Allende, el diseño del fascinante hotel Rosewood se complementa con majestuosos arcos de cantera, barandales de herrería artesanal y pisos y puertas de madera talladas a mano. Esta joya hotelera se mezcla perfectamente con los edificios históricos de la ciudad y nos vuelve participes en su cultura única.

Sigue con: Restaurante Trazo: marcando pauta en San Miguel de Allende

San Miguel de Allende es una de las más grandes bellezas de nuestro país, la emblemática joya del estado que ha sido reconocida como la ciudad más bella del mundo por parte de la revista Condé Nast Travelers, además de ser nombrado como Pueblo Mágico.

En esta hermosa ciudad, personas de diferentes partes del mundo se reúnen para disfrutar de su compendio de elegancia cultural y arquitectónica, y empaparse de su personalidad contrastante y seductora, resultado de una armonía sensible entre su majestuoso pasado y su bello presente.

Famoso por su Brunch el domingo, el restaurante 1826 del Rosewood se convirtió en el centro de todo el ajetreo y bullicio de la ciudad. Con un ambiente movido pero sutilmente elegante, este se ha convertido el destino para amantes de la alta gastronomía.

El nombre del restaurante proviene del año, 1826, cuando la ciudad de San Miguel de Allende fue rebautizada en honor a su hijo más famoso, el héroe de la Independencia mexicana: Ignacio de Allende. Un espacio magnífico de terrazas y salones, el restaurante honra las tradiciones y herencias culinarias de México.

Reminiscente a una gran hacienda, el diseño del hotel se inspiró en la rica historia y la auténtica arquitectura colonial de su ubicación. Itinerantes exposiciones de arte se mezclan con el glamour y lujo de antaño que permanece vivo y perfectamente bien preservado en espacio únicos y auténticos. Muebles tallados a mano, techos con vigas de madera, arcos artesanales y colores que reflejan los ricos tonos de la ciudad acentúan la experiencia hedonista que nos esperan dentro de los gruesos muros de este icónico edificio.

Inaugurado en febrero de 2011, Rosewood San Miguel de Allende fue elaborado por artesanos locales con la apariencia de la antigua ciudad, que se esforzaron por capturar la esencia de uno de los destinos más queridos de México. El hotel le rinde homenaje a la historia de San Miguel de Allende mientras se mantiene fiel a la filosofía de Rosewood y su famoso ‘Sense of Place’.

Vuelve a leer: Reconocimiento Especial para La Santísima Trinidad en Barra México

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.