Lo casero de Italia se vuelve gourmet

0
847
arancinis
arancinis

Cuando hablamos de gastronomía occidental, lo primero que viene a nuestra mente es la cocina francesa, y con razón, a fin de cuentas ellos crearon una buena parte de las técnicas que se usan hoy en día. Pero la realidad es que pocas cocinas están tan ligadas a la esencia cultural en Europa como la italiana.

Italia y su cocina casera

Si conoces a algún italiano, es probable que hayas ya escuchado mucho acerca de las proezas culinarias de su madre, y lo más probable es que no sea una exageración. Si para nosotros es parte de nuestra tradición familiar que mamá haga la mejor comida, en Italia lo es aún más.

De hecho, en la mayoría de las casas italianas, la cocina -si no es que la casa entera- funciona bajo un matriarcado, donde es literalmente la madre quien toma las riendas y decide lo que se hace y lo que no.

Y debo decir que sé por experiencia propia que no lo hacen nada mal. Mi primer experiencia gastronómica, esa que me hizo interesarme por el mundo de la comida, fue en casa de mi mejor amigo de la infancia, hijo de madre italiana y padre mexicano, y aunque la suya era una familia más bien local, su abuela sí que conservaba las tradiciones de su tierra natal, y no es por nada, pero ella preparaba la mejor pizza que he probado.

Crudo di campachi

Te puede interesar: Il Diavoletto, italiano divertido

Y no es solo la pizza, sino que la mayor parte de la gastronomía de Italia está fuertemente ligada al hogar y a la familia, es por eso que algunos de los mejores restaurantes italianos no son aquellos caros y ostentosos, sino los más caseros y acogedores.

Del hogar a la alta cocina

Por supuesto, esto no quiere decir que un restaurante gourmet no pueda servir buena cocina italiana, sino que buena parte del sabor se obtiene de la tradición casera que pocos cocineros saben traducir a la alta cocina.

Uno de mis lugares favoritos para disfrutar esta unión es Fiamma, que abrió sus puertas apenas hace unos cuantos meses, y que en este corto tiempo ya se ha ganado el corazón y el paladar de muchos.

Aquí puedes encontrar no solo algunos de los más deliciosos platos como los arancini con mermelada de tomate y ralladura de limón, sino que destaca también por sus cocteles tanto clásicos como el negroni, así como creativos, tal es el caso del St. Germain, que combina licor de St. Germain con refresco de jengibre y prosecco en una mezcla refrescante y deliciosa.

Ravioli de ragout de estofado de res

Continúa con: Un menú Mediterráneo en Aitana

Por supuesto no puede faltar la amplia variedad de pastas y pizzas, pero en lo personal, los ravioles rellenos de estofado de res con salsa de parmesano, vino blanco y trufa negra son un manjar insuperable con el balance perfecto de sabor.

Y para el postre, qué mejor que un tiramisú logrado a la perfección, ni tan seco ni tan húmedo, con el nivel perfecto de dulzor y perfecto para acompañarlo con el clásico carajillo. Si quieres conocer el equilibrio perfecto entre lo casero y lo gourmet de la cocina italiana, visita Fiamma en Av. San Jerónimo 369 y síguelos en su Instagram para estar al pendiente de sus novedades.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.