La crianza de los pollos y gallinas se realiza bajo los lineamientos para la operación orgánica de las actividades agropecuarias LOOAA, establecidos en la Ley de Producción Orgánica LPO, la vigilancia del cumplimiento de estos lineamientos es realizada por organismos de certificación independientes, acreditados internacionalmente y aprobados nacionalmente por la SADER, Secretaría de Agricultura y la EMA, Entidad Mexicana de Acreditación. Esta vigilancia se hace cada año en: el campo, la granja, la planta de alimentos, el rastro, el centro de acopio y empaque de huevo, las plantas de proceso y almacenes congelados, es decir, toda la cadena de suministro o valor.

Sigue con: Quesos Cuenca, orgánicos y mexicanos

Por otro lado, existe la certificación de bienestar animal, que busca el confort, trato ético y digno de los animales, además de exigir condiciones de bienestar para que puedan expresar su comportamiento natural, como estar en área al aires libre, tener baños de sol y tierra, pernoctar en perchas, comer alimento saludable y agua limpia, nidos y cama confortable, así como resguardo de las inclemencias del tiempo, entre otros muchos cuidados. Todo esto lo certifica la Certified Humane Raised and Handled®.

Finalmente, se encuentra el certificado de Buenas Prácticas Pecuarias, que otorga la SENASICA (Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria) que tiene como objetivo asegurar que los alimentos no representen un peligro para la salud del consumidor (inocuidad) e incorporan consideraciones relacionadas con el cuidado del medio ambiente, la seguridad laboral y la sanidad y el bienestar animal.

Las características que resaltan, son:

Gallina y pollo orgánico

  • Libre pastoreo, recreo o áreas abiertas
  • Alimentación balanceada de origen vegetal e ingredientes 100% orgánicos certificados
  • Sin aditivos, ni colorantes por lo que conservan su color natural (blanco)
  • Sin uso de promotores de crecimiento
  • Trato animal ético
  • Prohibido el uso de antibióticos como método de prevención, usarlos antes de que se enferme el animal está prohibido
  • Promoción de la sustentabilidad
  • Libres de estrés
  • Poca acumulación de grasa (esto también depende de la raza del pollo)

No te puedes perder: Pollo a la parrilla, papas crujientes y pimientos picantes

Aires de Campo cuenta con el Certificado de Buenas Prácticas Pecuarias desde diciembre de 2019, garantizando así la calidad y buena vida de los pollos y gallinas.

Para más información, ingresa a las redes sociales y página web.

@AiresdeCampo

#BuenosdeOrigen

#UnOrganicoAlDia

#ConsumoConsciente

www.airesdecampo.com

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.