Vino Txacolí
Vino Txacolí

Recientemente ha estado en nuestro país, la presencia del País Vasco a través de la creación de una Misión Comercial para mostrar los vinos de Rioja Alavesa, el Txakolí y la Sidra Natural. Un proyecto que se ha desarrollado a lo largo de 3 años, con resultados muy exitosos y la sorpresa de muchos al conocer estas bebidas. Hoy me concretaré a platicarles del Txakolí.

El txakolí es un vino singular, vinculado al pueblo vasco desde tiempo inmemorial. Un vino joven, pero con siglos de existencia, que tiene su origen en las características del medio natural en el que se cultiva, es decir, en las zonas cercanas al mar Cantábrico.

Su personalidad especial deriva de un relieve montañoso de cultivo, un clima atlántico y, sobre todo, elaborado con las variedades autóctonas en especial la Hondarrabi zuri.

El Txacolí, tiene denominación de origen: Txacolí de Getaria, Txakolí de Bizkaia y Txacolí de Araba. El primero, el de Getaria, tras la fermentación descansa con sus lías y no se lleva a cabo ningún trasiego para conservar la presencia de un poco de carbónico que se manifiesta en burbujas ligeras y finas y su clarificación es por sedimentación natural en el propio tanque.

Txacolí blanco

El Txacolí de Bizkaia, en donde predomina el blanco, está elaborado con las variedades Hondarrabi zuri y Hondarrabi zuri zerratia, además de la Mune mohatsa. Bajo esta denominación de origen también se producen el blanco fermentado en barrica, el rosado y el tinto. Finalmente, el Txacolí de Araba es blanco, con un discreto matiz amarillo pálido o verdoso y es limpio y brillante, con una ligerísima presencia de carbónico natural. En boca tiene una acidez vivaz, resultado fresco al paladar.

La superficie de viñedo actual es de 400 hectáreas y cerca de un millón y medio de litros de txacolí son elaborados por 235 productores inscritos.

En cuanto a las bodegas pertenecientes a la Denominación de Origen, se ha pasado de la 28 iniciales a las 51 registradas en la actualidad con una producción de 1,700,000 botellas.

Las variedades principales son: Hondarrabi Zuri y la variedad tinta Hondarrabi Beltza. A éstas hay que añadir otras autorizaas por la DO: Hondarrabi Zuri Xerratia, Mune Mahatsa, Izkiriota, Izkiriota Ttippia, Sauvignon Blanc, Riesling y Chardonnay, pero estas nuevas variedades no pueden superar el 20% de la superficie de viñedo.

En el análisis organoléptico el Txacolí recuerda los aromas frutales cítricos como el limón, el pomelo y la naranja; frutas tropicales como piña, plátano o lichi; fruta blanca como manzana y pera, o bien algunos tonos herbáceos como hierba cortada, y fresca o recuerdos de aromas florales como espino blanco, acacia, miel, rosa y violeta.

La temperatura de servicio es de 8 a 10º C y es una excelente opción para pescados, mariscos, ostras, quesos suaves o semi curados incluso con ate y nuez y claro, con conservas de pescado típicas del País Vasco.

 

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.