A unas cuantas horas de la ciudad de México nos encontramos con un tesoro colonial: San Miguel de Allende. Con sus bellas calles empedradas, encantadores bares y restaurantes, así como su impresionante catedral, esta ciudad es un portal al pasado.

Abrir las antiguas puertas de madera de Belmond Casa de Sierra Nevada, en el corazón de San Miguel, es adentrarse en un mundo de paz, relajación y armonía que nos sumerge en lo más auténtico, lujoso y fascinante de San Miguel de Allende. Evocando el encanto de una época pasada, Belmond es mas que un hotel; es un destino en sí mismo, un homenaje a la cultura mexicana y a la belleza de la vida, donde la naturaleza, el arte y la historia se impregnan en la piel.

 A una cuadra de la Parroquia y el Jardín Principal de la ciudad se encuentra Belmond Casa de Sierra Nevada, un exclusivo hotel donde se respira la historia de este cautivante destino, gracias a sus casonas coloniales de los siglos XVI al XVIII y a su excelente servicio, cuya reapertura fue este 15 de julio. Además, a partir de septiembre, este bello hotel será pet friendly.

Sus enormes jardines y su arquitectura de amplísimos espacios, garantizan que en todo momento se mantenga una distancia segura, de modo que podemos olvidar durante toda la estancia, la situación actual que vivimos. En su cautivante atmósfera colonial se vive todo el folclore tradicional que tanto nos atrae, desde que se cruza la puerta de entrada, nos recibe un impresionante jardín mágico con fuentes de agua, y una encantadora vista a un espacio colonial en el que el tiempo no ha causado estragos.

Un edén culinario, en Belmond Casa de Sierra Nevada podemos aprender a cocinar nosotros mismos los platillos más emblemáticos de la gastronomía mexicana. En un bello espacio único, la Chef Jetzabel Rojas Barragán, cuya experiencia en la hotelería de lujo ha sido larga y variada, nos lleva de la mano para adentrarnos en el fascinante mundo de la comida mexicana.

Sigue leyendo: Pedir a domicilio en tiempos de COVID-19

Con una reputación de excelencia entre los restaurantes de San Miguel de Allende, Andanza ofrece un impresionante menú inspirado en la cocina internacional con toques asiáticos contemporáneos. Las imaginativas creaciones de la Chef Jetzabel están hechas con los ingredientes locales más frescos. En este ambiente de estilo colonial probamos exquisitos platos preparados maravillosamente y vimos por nosotros mismos la razón de tantos premios y galardones.

Inspirado en la serenidad del río Laja, el Spa de Belmond Casa de Sierra Nevada se especializa en tratamientos indulgentes que nos dejan radiantes. Su tradicional Temazcal proporciona un poco de magia extra con vapor perfumado de hierbas para desintoxicar y purificar.

En la Casa Principal de Belmond Casa de Sierra Nevada se encuentra el The Blue Bar, con un ambiente alegre que nos invita a disfrutar de nuestra bebida preferida enfrente de una resplandeciente chimenea, o a acomodarnos bajo los cielos azules en el patio, con un cóctel en mano, para ver la vida pasear por las coloridas calles. Con una amplia selección de vinos y licores y un exquisito ambiente acogedor, este bar de San Miguel es el sitio perfecto para relajarse.

Otra experiencia inolvidable que vivimos en este paraíso fue disfrutar de excelentes vinos y aromas en la terraza sobre la suite presidencial, con impactantes vistas a la ciudad y a la parroquia. Gozamos de los aromas de Zazil Artesanal, maridándolos con deliciosos canapés y Chateau Camou umbral blanco 2019, Nicole y Chateau Camou umbral tinto 2018.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.