Durante los últimos 30 años, el sobrepeso y la obesidad se convirtieron en los padecimientos más recurrentes en nuestro país: al menos 7 de cada 10 adultos presentan esta condición de salud. Como consecuencia, la diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares o trastornos del aparato locomotor son algunas de las patologías que pueden presentarse.

Adoptar buenos hábitos como una dieta equilibrada y el ejercicio, son dos de los factores más comunes que se recomiendan para tener un estilo de vida más saludable; sin embargo, no son las únicas opciones que te ayudarán a llevar una vida más sana. Por ello, te compartimos unos pequeños cambios que puedes implementar este 2021 para ayudarte a mejorar tu salud:

  • Dormir bien. Contar con una rutina de noche que ayude a conciliar el sueño es vital para una buena salud, pues de acuerdo  un estudio realizado por Mayo Clinic, las personas que duermen menos de 5 horas y más de 9 son susceptibles a enfermarse con mayor frecuencia y presentar obesidad, debido a que la grelina y leptina, hormonas que regulan el hambre se ven afectadas por el mal descanso.
  • Mantenerte hidratado. La deshidratación puede causar dolor de cabeza, irritabilidad, cambios de humor, estreñimiento o problemas renales. De acuerdo a una prueba realizada por Annals of Family Medicine en 10,000 adultos de entre 18 y 64 años, se demostró que beber agua simple potable (a niveles  adecuados para tu cuerpo, estatura, actividades que realizas etc.), ayuda a conservar un peso saludable y al buen mantenimiento del estado físico y mental.
  • Cuidar los niveles de estrés. Un estudio realizado en la University College de Londres, arrojó que el estrés crónico podría tener una relación importante con la obesidad y el sobrepeso, esto debido a que el cortisol en grandes cantidades provoca la acumulación de grasa corporal. Por ello, es importante mantener el equilibrio en la vida cotidiana y recurrir a un especialista en caso de presentar problemas de estrés o ansiedad.
  • Las vitaminas son grandes aliadas. Estas sustancias juegan un papel esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo, y por ende, mejorar nuestro estilo de vida. Es recomendable acudir al médico de manera regular y tomar los suplementos que se nos indique y solo en caso de necesitarlo. Algunas de las vitaminas más importantes son la E, D, las del complejo B y en momentos en los dependemos de un sistema inmune reforzado y fuerte, la C es vital.

Cambiar tus costumbres no es algo tan sencillo, pero si aprendemos a hacerlo de manera progresiva e iniciar con pequeñas acciones que harán grandes diferencias, es posible beneficiarnos  a largo plazo. Cuídate y cuida de quienes te importan.

TE RECOMENDAMOS LEER: DISFRUTANDO HAWÁI DESDE CASA.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.