Como parte de un proyecto que empezó en 2012, Incubadora Orgánica SA de CV y Aires de campo, han producido desde ese mismo año, alimento orgánico para aves, así como criaderos de pollo orgánico en beneficio

de la alimentación de sus compradores. Los principales alimentos que se otorgan a los pollos orgánicos son sorgo y soya, mismos que se producen en la región de Yautepec, Morelos; en donde se encuentran las granjas orgánicas y aquí se tiene la seguridad de que estos campos han sido sembrados por sus propietarios con semillas orgánicas y sin fertilizantes. La diferencia entre los pollos orgánicos y los convencionales está en un gran número de características que resultan benéficas para la alimentación del consumidor; algunas de estas son que los primeros, no cuentan con antibióticos en el organismo, no se les adicionan colorantes ni conservadores, y al momento de su crecimiento, viven en libre pastoreo, además de contar con espacio suficiente para una alimentación, vivienda y respiración adecuadas. Aires de Campo cumple con la Norma Orgánica Nacional, por lo que es una gran opción para complementar una alimentación saludable, al ser totalmente orgánico y no aportar sustancias nocivas para la salud de sus consumidores.

Por: Ximena de la Cruz

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.