Para los mexicanos septiembre significa no sólo celebración de nuestra patria, para muchos es además motivo de alegría porque el mes llega plagado de sabores intensos pero sobre todo de nuestra tierra. Sin lugar a dudas, serán pocos los que piensen en celebrar con sabores típicos franceses, hindúes o hasta japoneses, pues al gozar de una gastronomía tan amplia, con seguridad habrá algún platillo que satisfacerá nuestro antojo.

Hoy te voy a dejar una recopilación de algunos de mis alimentos favoritos, de los más comunes en este mes y que dada la situación actual con la pandemia, los aprecio por lo sencillos que son y lo mejor es que son de un costo relativamente bajo.

Aguas frescas

Horchata, jamaica, tamarindo, limón, sandía… cualquiera que sea tu preferida, no hay duda de que una buena dosis de agüita fresca repleta con hielos aplacará la sed y acompañará a la perfección cualquier plato o antojito por el que nos decidamos. Aconsejo que este año busquemos darle un twist a nuestros sabores tradicionales para sacarlos de la rutina: horchata de avena, agua de limón con chía y un toque de jengibre, jamaica con un poco de canela, tamarindo escarchado con chile piquín… y tú, ¿por cuál te decidirás?

Ensalada de nopales

Esta ensalada es fresca pero lo mejor es que porta orgullosa el traje tricolor a través de sus ingredientes: cebolla, queso fresco, nopales, aguacate, orégano y jitomate. Para aderezar un poco solo hará falta un toque de sal, un chorrito de vinagre y un par de cucharadas de aceite de oliva. Ya sea sola, como guarnición o hasta en unos taquitos placeros con chicharrón, esta ensalada es una delicia. Mi recomendación es prepararla curtiendo los nopales en sal gruesa ya que de esta manera conservan un verde vivo además de que mantienen una textura crujiente y fresca. 

Continúa leyendo: Prepara y degusta platillos regionales de Campeche

Tacos de guisado

¿Tacos predecibles y aburridos? ¡Para nada! ¡Qué mejor que celebrar de la mano de uno de los platos que nos acompañan día a día en nuestras mesas! Ovacionemos de pie nuestras deliciosas tradiciones preparando guisos varios en su mejor versión: tinga de res o de pollo, chicharrón en salsa (muy pese a los comentarios clasistas), picadillo, mole con pollo, papas con chorizo, papas con rajas y crema, de frijoles chinitos, de arroz a la mexicana, de huevo duro, de bistec en pasilla, de queso fresco, de tortas de pollo o carne, de chile relleno… todo acompañado de tortillas calientitas y unas salsas picositas… ¡uff! ¿qué más podemos pedir?

Pozole

Ya sea verde, blanco o rojo, lo suculento de este plato está en la proteína principal y en que se sirva bien caliente, casi hirviendo. Para mí, un pozole verde con maciza y orejita recién salidas de la olla siempre serán un acierto. No pueden faltar los acompañantes: una pizca de orégano recién molido (de ese que se muele entre las palmas con un buen chacha chaca y aromatiza el entorno), cebolla picada, lechuga rebanada y rabanitos en rodajas; a un lado crema fresca, crujientes tostadas, una salsita roja con mucho ajo y chile secos para darle un toquecito alegre al final. Chilito seco molido y un limón verde jugoso para exprimir. Ya para los muy bien servidos, orden de chicharrón –de ese crujiente con gordito–, queso fresco, aguacate y hay quienes al pozole verde le acostumbran con sardinas. Yo no sé ustedes, pero yo solita me lo antojé y ahora mismo iré por uno. No por nada este platillo es insigne de estas temporadas y es que por sus memorables sabores se ha hecho de un lugarcito en nuestro corazón. 

Puedes también leer: Pozole, tributo a los dioses y delicia mexicana

Dulcería tradicional

Una buena canasta de dulces cristalizados, macarrones de leche, alegrías, pepitorias, tamarindos dulces y enchilados, gomitas de rompope y hasta borrachitos siempre es bienvenida a la mesa para cerrar con broche de oro cualquier festejo. No olvidemos tampoco los postres tradicionales: un buen pastel de tres leches, una gelatina mosaico (obvio, tricolor), un flan napolitano, un arroz con leche y hasta un pastel de siete limones…. ¡mmm! 

Espero te haya gustado esta pequeña compilación de mis tradicionales en estas fiestas patrias y que aunque sea en casa y con la familia más cercana, disfrutes de estas fiestas a través de sus sabores sencillos pero vibrantes ¡Que viva México!

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.