Llega enero cada año y nos recuerda la importancia de un nuevo comienzo, de una nueva oportunidad para ponernos las pilas y lograr todo lo que el año anterior quedó inconcluso o ni siquiera llegó a ser.  Aún en esta extensa cuarentena en casa, la vida pinta multicolor y se presenta con un abanico amplio de posibilidades para echar a volar la imaginación y el gusto a un renovado estilo de vida. 

En esta ocasión, el 2021 llega plagado de un velo de esperanza como ningún otro año. El paso de una pandemia ha hecho aún más palpable la vulnerabilidad humana y con ello también el sentimiento de gratitud hacia con la vida y con nuestro maravilloso organismo. 

Hoy queremos ofrecerte una mirada hacia los hábitos que pueden marcar la diferencia  en nuestro sentir cotidiano, entre llevar una vida más saludable y que ello se denote en un sistema fuerte no sólo a nivel físico, sino mental y emocional. 

Paz interior 

No hay nada como conservar la tranquilidad en tiempos de crisis. Una mente en calma, es sin duda alguna una de las herramientas más preciadas en un ritmo de vida agitado y permeado por el estrés cotidiano. Unos minutos al día para interiorizar y apaciguar las mareas mentales es de lo más saludable. Ya sea que nos tomemos apenas un cuarto de hora en un lugar tranquilo de nuestro hogar o inclusive en un sitio ruidoso, lo importante es hacer conciencia del ser y estar en el momento sin preocuparse por el pasado ni por la incertidumbre del futuro, lo mejor es encontrar un equilibrio al interior de sí mismos para poder continuar. Ejercicios de concentración, respiración, meditación o incluso yoga son disciplinas que nos pueden ayudar a recobrar las fuerzas, pues sin la mente, el cuerpo no puede vivir. 

Acercarse a profesionales como psicólogos y psicoanalistas en estos tiempos difíciles es de lo más normal y de hecho, muy aconsejable para quienes han manifestado ansiedad o dificultad para estar aislados en esta larga cuarentena

Hidratación

Suena sencillo ¿cierto? Una de los causas de muchos padecimientos es la falta de hidratación pues de ella, se derivan estreñimiento, afecciones de la piel, problemas de riñones, de digestión y bueno… los especialistas seguro nos podrían ayudar a enlistar un montón más.

Y es que aunque suene sencillo, el tomar agua en el día se vuelve complejo tras llevar un ritmo de vida apresurado en las grandes ciudades y bajo contextos que no hacen más que estresarnos.

Pensar en hidratarse para introducirnos a buenos hábitos alimenticios es fundamental, pues sin agua, no podríamos vivir. Antes de pensar en que si es bueno volverse vegano, dejar de comer carbohidratos o eliminar los lácteos de la dieta, lo primero que deberíamos cuestionarnos es si estamos cumpliendo con la ingesta diaria de agua que nuestro cuerpo requiere. Una vez que podamos restablecer los niveles de este líquido vital, se pueden entonces tomar el resto de decisiones. ¡Que uno de los propósitos de este año que comienza sea entonces tomar agüita!

Sigue con: Healthy food para iniciar el año

Reducir el uso de plásticos

Este año ha entrado en vigor la ley que prohíbe los plásticos de un solo uso. No obstante ante la situación pandémica que tenemos en puerta, nos resulta complicado concebir una entrega a domicilio sin hacer uso de este tipo de utensilios. Con ello, no estamos diciendo que paremos el consumo a domicilio ¡para nada! Se trata de nosotros mismos informarnos en nuestros restaurantes y comercios favoritos si el tipo de envases que utilizan en sus entregas cumplen con la normatividad vigente que permite el uso de recipientes biodegradables.

Por otro lado, también es necesario que adoptemos prácticas como el uso de bolsas de tela, cargar con envases rellenables, portar contenedores cuando vamos a recoger nuestros pedidos para llevar, en fin. Se trata de pequeñas acciones que al final del día resultan en nuestro beneficio y el cuidado del medio ambiente. 

Y aunque parezca que es obvio, recomendamos ampliamente seguir la cultura de separación de residuos, pues sabemos que no siempre se lleva a cabo esta práctica. Y, si ya se lleva a cabo, no estará de más darle una revisión a las normas del Estado en donde vivas para que con ello, se logre un mejor procesamiento de residuos en la comunidad. 

¿Dieta? Mejor equilibrio

Hoy en día pareciera fácil que la adopción de una tendencia de moda bastará para solucionar nuestros problemas de alimentación: seguir una dieta vegetariana, pasarse a la dieta keto, hacer detox con jugos o hasta ayunos intermitentes prometen ser la solución a nuestros problemas. Pero ¡cuidado! Por muy atractiva que parezca una práctica de este tipo ante la anhelada pérdida de peso o una prometedora mejor calidad de vida, una decisión así no puede ser tomada a la ligera. Lo más recomendable es acudir a una consulta con el especialista adecuado que comúnmente resulta ser el nutriólogo y que sea este experto quien puede orientarte acerca de la opción más adecuada para las necesidades particulares de cada organismo, pues cada uno es distinto y tiene requerimientos propios según el estilo de vida que se lleve. Invertir un poco en una consulta especializada siempre es un acierto que nuestro cuerpo agradecerá.

¡A ejercitarse! 1, 2, 3…

Quizás este hábito es de lo más trillado y uno de los clichés más presentes en la lista de propósitos de año nuevo. Y es que siempre nos viene bien pensar en retomar la buena condición física luego de un año bastante sedentario. 

Si bien los gimnasios están cerrados y el acceso a los parques se encuentra limitado para acceder a correr o a una caminata al aire libre, muchos hemos tenido que optar por alguna actividad alternativa dentro de nuestros hogares. Pilates, yoga, entrenamientos dirigidos o hasta cases de baile  son algunas de las opciones viables para mantenerse activos desde casa sin necesidad de salir.  Yo en lo personal opté por adquirir una elíptica, en donde cumplo con sesiones de 30 minutos al día lo que me permite asemejar un poco la actividad cotidiana antes de la pandemia y además un tapete para hacer yoga me acompaña por las mañanas cada tercer día. Piensa en cuál es la mejor opción para tí y anímate a comenzar.

Continúa leyendo: Cinco beneficios de tener un huerto en casa

Encontrarle el gusto a algo

El encierro ha traído consigo lo bueno, lo malo y lo feo.  De las cosas buenas que nos ha hecho caer en cuenta es la apreciación de lo valioso que es el tiempo en el hogar y con ello, la posibilidad de dedicar parte de nuestro día a las cosas que realmente nos llenan de gusto y nos infunden el corazón. Preparar café recién molido a media tarde, leer un libro de un género distinto a los ya conocidos, descubrir una nueva serie o un podcast, ponerse en contacto con gente lejana, aprender un nuevo idioma, tomar sesiones en línea para desarrollar una habilidad, investigar e intentar recetas, cocinar un producto nuevo, escuchar un género distinto o hasta terminar algún proyecto inconcluso de la casa, pueden ser algunas de las motivaciones que nos incentiven a encontrar un pasatiempo y que ello nos traiga una sonrisa (al menos) al día. Sin importar la edad siempre somos capaces de encontrar algo que nos guste hacer, nos relaje y nos llene de momentos efímeros de felicidad. 

Hoy por ti, mañana por mí

Uno de los sectores que más ha resentido el cierre parcial de los negocios ha sido el de la industria de alimentos bebidas y la hospitalidad. El impacto se puede ver reflejado en el inminente cierre de restaurantes que van desapareciendo de la escena gastronómica. La sugerencia aquí –aunque parezca genérica– es apoyar a este tipo de empresas, ya sea volviéndose cliente frecuente de algún restaurante o cafetería de manera tal que nuestro consumo vaya haciendo una diferencia en su día a día. También podemos acercarnos a los propietarios o socios de estas empresas y platicar con ellos acerca de la posibilidad de invertir en el negocio si es que está en tus planes. Quizás allí se encuentre un nuevo pasatiempo que te ofrezca la oportunidad de adentrarte en el mundo gastronómico. 

Gracias, gracias, gracias

Y es que luego de un año tan complicado en donde hemos escuchado que los casos de Covid-19 están cada vez más cerca de nosotros o hasta lo hemos experimentado en carne propia, no nos queda más que agradecer por estar aquí, porque tenemos la dicha de seguir disfrutando de cada amanecer. Agradecer por la familia, las mascotas y el tiempo de calidad que podemos disfrutar ahora que tenemos la oportunidad de estar en casa. Si hay un techo sobre ti, un plato de comida en tu mesa y puedes leer esto, quiere decir que tienes motivos suficientes para estar agradecido con la vida, con tu creencia o con el presente mismo.

Deseamos de todo corazón que este año por difícil que parezca, llegue repleto de sólo buenas cosas para cada uno y que les dé fuerza y bienestar a todos aquellos que la necesitan para salir de cualquiera que sea la dificultad. 

Un fuerte abrazo a todos nuestros lectores y ánimo ¡a darle con todo a este 2021!

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.