El mundo ha cambiado a partir de la existencia del Coronavirus y de su categoría de Pandemia.

Aún nos falta mucho por descubrir respecto a este virus, pero hasta ahora sabemos que la mejor medida para evitar su propagación es quedarse en casa y evitar el contagio.

El alto de las actividades y cierre de muchas actividades nos fuerza a confinarnos en nuestro hogar en vía de protegernos. Además de las consecuencias económicas a nivel macro y micro, la convivencia cotidiana en un espacio determinado nos obliga a reaprender.

Estar en cuarentena como se ha denominado a la necesidad de resguardarse, nos pone en la disyuntiva de gestionar la incertidumbre y mantener la calma.

Quizás te interese: BARBECUE, LA BRASA NOS UNE

Pareciera, de acuerdo con los escritos de los psicólogos, que esta nueva experiencia podría parecerse a un secuestro, en donde los integrantes de una familia, de manera personal y comunitariamente experimentan diferentes emociones como: enojo, rabia, sorpresa, negación, aceptación, etc.  Estas emociones pueden presentarse como fases lineales o al mismo tiempo pasar de unas a otras.

Es necesario, en boca de los especialistas, dejar fluir las emociones y la comunicación. La forma de vivir esta situación depende, en gran medida, de las características de personalidad.

Algunos consejos para sobrevivir a la cuarentena son:

El primero es la aceptación, ya que es una situación incluso mundial en la cual no tenemos alternativa.

Otro punto importante es continuar con las rutinas de horarios para trabajar si se está haciendo home office, horarios de sueño, aseo, ejercicio, horarios de alimentos y rutina de comida, que nos permitirán sentirnos más seguros.

Reconocer cuáles son nuestros puntos débiles y buscar contrarrestar el miedo, la tristeza, la depresión, aprendiendo de estas nuevas circunstancias.

No descuidar la alimentación, el ejercicio y el descanso. Podemos apoyar a los restaurantes que se han visto obligados a cerrar. Muchos de ellos están cocinando y haciendo servicio a domicilio.  Igualmente, es la oportunidad de cocinar en casa e involucrar a los miembros de la familia, incluidos los niños, a través de recetas sencillas y con todas las precauciones posibles.

Quizás quieras leer también: RECETAS SENCILLAS PARA TODO MOMENTO

Buscar tener retos positivos: conversar, leer, comunicarnos con la familia.

Mantener el contacto social a través de los medios de comunicación y las plataformas digitales.  Fortalecer la estructura de contención emocional y amor.

Si hay pequeños en el hogar, es necesario mantener la calma y apoyarlos en este proceso necesario. Ellos son especialmente susceptibles a nuestro actuar.

Trabajar en el día a día y aceptar lo negativo y positivo de nuestras emociones, y no angustiarnos innecesariamente por el futuro, ya que hoy no sabemos cuánto puede durar la cuarentena.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.