Con el regreso paulatino de las actividades normales tras el encierro, activaciones, eventos y premiaciones han retomado su curso natural. Con ello, tuvimos la oportunidad de asistir a la tercera edición del premio otorgado por la Academia Mexicana de Gastronomía. Un evento llevado a cabo en el Club de Industriales dentro del hotel W. Marriott, donde entre jarrones de talavera y copas de vino, se celebró el trabajo y trayectoria de la chef Josefina Santacruz, primera mujer en recibir este premio.

Foto cortesía de la Academia Mexicana de Gastronomía

¿Qué es la Academia Mexicana de Gastronomía?

El 4 de octubre de 1999 un grupo de empresarios decidieron fundar una asociación sin fines de lucro dedicada a la gastronomía. ¿Su intención? Promover y difundir la cultura culinaria de México y de las cocinas internacionales que la conforman. También, fomentar la producción local y regional con el objetivo de preservar el patrimonio gastronómico mexicano. 

Hace algunos años, la academia decide comenzar a premiar a aquellos chefs y/o cocineros quienes a través de su trayectoria y fuerza de trabajo hayan aportado de forma consistente a la cocina mexicana. El primer año, el premio fue otorgado al chef e investigador Ricardo Muñoz Zurita, quien con su gran labor ha logrado identificar cientos de moles y pipianes, así como ser uno de las figuras principales detrás de la enciclopedia gastronómica mexicana de Larousse.

El segundo año, el premio fue para el chef y empresario Guillermo González Beristain, y ahora le ha tocado a Josefina Santacruz. Una chef que ha tenido un gran recorrido por las cocinas del mundo.

Foto cortesía de la Academia Mexicana de Gastronom´ía

Josefina Santacruz, simbiosis méxico-asiática

Reconocida por resaltar lo mejor entre cocinas del medio oriente y la culinaria mexicana, Josefina Santacruz se ha posicionado como una de las chefs más influyentes en los últimos años. Después de haber realizado estudios en el Culinary Institute of America, comienza su carrera profesional en el hotel Ritz Carlton en Washington, enfocada en el área de repostería.

En el 2003 radica un tiempo en la ciudad de Nueva York como chef ejecutiva en el restaurante Pámpano, especializado en comida mexicana del mar. Aquí obtiene dos estrellas otorgadas por el New York Times. Durante este tiempo, es partícipe del escenario de la cocina mexicana en Estados Unidos a través de restaurantes como Zengo en Washington y La Sandía en Denver, Colorado. 

Ávida por conocer más, emprende una serie de viajes por Vietnam, Camboya e India, en donde se empapa de la gastronomía callejera de Asia y vuelve a México para crear una exquisita sinergía entre culturas que parecieran distantes pero tienen mucho en común. También se ha aventurado por diversos medios de comunicación. En el mundo de la televisión a través del canal El Gourmet y en el mundo literario, con varios libros de cocina importantes como “Los top chefs de México” de Larousse y “La vainilla en México”, entre otros.

Hoy se encuentra como socia y chef del restaurante Sésame, una prueba al paladar de su gran trayectoria; y de Supra, una de las terrazas más solicitadas en la colonia Roma.

Foto tomada de Sésame

Por esta extenso camino y aportación a la gastronomía mexicana, Josefina Santacruz fue premiada por la Academia Mexicana de Gastronomía tras un poema recitado por el chef Ricardo Muñoz Zurita dedicado a su sucesora. Un fragmento adaptado del poema de Lopez Velarde “Suave patria”.

De Ricardo Muñoz Zurita para Josefina Santacruz:

“Suave patria”

[…] permite que te envuelva

en la más honda música de selva

con que me modelaste por entero

al golpe cadencioso de las hachas,

entre risas y gritos de muchachas

y pájaros de oficio carpintero.

Sé fiel a tu espejo viejo;

cincuenta veces es igual el ave

taladrada en el hilo del rosario,

y es más feliz que tú, mi Josefina amada.

Un menú inspirado en los sabores de México

El menú del evento fue creado por la chef premiada, quien se inspiró en ingredientes y sabores de México. Sin dejar atrás los contrastes asiáticos agridulces, jugando con balsámicos y ligeros toques picantes. Empezando con un tamal de huitlacoche, flor de calabaza relleno de requesón sobre una salsa de chile guajillo. Se acompañó con un vino de uva Grenache rosado de la bodega de Santo Tomás.

Como plato fuerte, se ofreció un filete de res en salsa de chile ancho y piloncillo con puré de plátano y emulsión de escabeche. Un festival de texturas y sabores que se maridó con «Único», un vino tinto del año 2013 de la misma bodega que el anterior. Un vino cárnico con barrica lleno de personalidad. Por último, el postre se dio a conocer como una panacota de aguacate y cardamomo.

De parte de Saborearte reiteramos nuestra más sincera felicitación a la chef Santacruz por esta merecida presea a su impecable trayectoria y su amor por la gastronomía mexicana. ¡Que la Academia Mexicana de Gastronomía siga reconociendo el talento de nuestros chefs mexicanos!

Conoce más sobre la Academia Mexicana de Gastronomía en su página web: mexigastronom.com

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.