Malta es un archipiélago en el Mediterráneo central entre Sicilia y la costa norteafricana. Es una nación conocida por sitios históricos relacionados con una sucesión de gobernantes, incluidos los romanos, moros, caballeros de San Juan, franceses y británicos. Tiene numerosas ciudades fortificadas, templos megalíticos, encantadores pueblos pesqueros y playas idílicas.

El archipiélago de Malta se encuentra prácticamente en el centro del Mediterráneo y está formado por tres islas: Malta, Gozo y Comino. Con un clima magníficamente soleado, playas increíbles, una vida nocturna divertida y 7,000 años de historia fascinante, hay una infinidad de cosas que ver, hacer y descubrir.

Continúa con: Donde el Presente y el Pasado Convergen: Malta

Se cree que Ggantija, un complejo de templos de 5.500 años de antigüedad y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en Gozo, es la segunda estructura religiosa artificial más antigua del mundo, después de Göbekli Tepe en Turquía. El nombre en maltés significa “pertenecer a los gigantes”; la leyenda dice que las estructuras fueron construidas por seres míticos.

Cerca de la emblemática “Dwejra Bay” en la idílica isla de Gozo se alza un hotel que se mezcla con su ambiente y se vuelve parte del destino donde se encuentra. Un oasis de relajación, gastronomía y lujo entre pintorescos pueblos y acantilados, Kempinski San Lawrenz me llevó de la mano a descubrir cientos de maravillas y de vivir momentos inolvidables, infinitamente seductores.

Ubicado en medio de 30,000 metros cuadrados de jardines semi-tropicales, este imponentemente majestuoso hotel pertenece al grupo de hoteles de lujo más antiguo de Europa, con una trayectoria de 120 años. La historia de Kempinski, con sede en Ginebra, comenzó en 1897 con la fundación del Hotelbetriebs-Aktiengesellschaft en Berlín. Cada uno de sus hoteles refleja la fuerza y el éxito de la marca Kempinski sin perder de vista su herencia. Hoy en día, esta prestigiosa marca nos espera en destinos intrigantes y únicos, como lo es el fascinante país de Malta.

Para los amantes del arte culinario, Kempinski San Lawrenz es una imperdible joya. Su excelencia gastronómica nos lleva a disfrutar de cocina italiana y maltesa – ambas logradas a la perfección y complementadas con frescos ingredientes del huerto del hotel, a unos pasos de la alberca principal.

Sigue leyendo: Con Alma Francesa: Vertigo Hotel en Dijon

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.