En Tulum convergen historia, cultura y una increíble belleza natural. La serenidad de sus playas y de su ambiente, han cautivado a miles de personas de todo el mundo, que viajan a este destino para conocer el verdadero paraíso en la tierra. Aquí, rodeado de la exuberante vegetación y teniendo al océano como horizonte, Casa Malca se convierte en nuestro segundo hogar, un refugio de lujo donde nos miman con sus atenciones, diseño, arte y gastronomía.

La experiencia de Casa Malca va más allá de alejarse de todo, se trata de conectarnos con nosotros mismos y con el mundo salvaje. Lo mejor de la naturaleza se junta con lo mejor del ser humano consciente de su entorno en un lugar donde disfrutamos del lujo y del arte en un paraíso natural.

La belleza del hotel se acompaña de los sonidos del mar y de la brisa que refresca la piel, mezclando la belleza selvática con el lujo más exquisito. La colección de arte contemporáneo de su fundador, Lio Malca, está distribuida en todos los espacios, por lo que además de ser un hotel es una galería de arte en la que podemos convivir con las piezas sin limitaciones en todas las habitaciones, corredores y áreas comunes.

Vuelve a leer: Los Colores del Caribe

Casa Malca, fiel a los hoteles que son parte de Desing Hotels, es el reflejo de la máxima armonía del entorno con el ingenio creativo del humano. Su diseño de espacios amplios se inunda con la brisa marina, creando una poesía que fluye y nos abraza. Es un hotel que nos regala vistas a la mezcla infinita de azules y verdes del mar, con los neutros de su decoración, todo esto bajo la caricia tibia del sol mexicano.

El restaurante Philosophy cuenta con increíbles vistas al mar, y deliciosa gastronomía. La decoración del restaurante fue concebida para ser única, romántica y sarcástica a la vez. El menú presenta ingredientes locales y conocimientos transmitidos de generación en generación en México, combinados con técnicas de cocina europea contemporánea. 

Su nuevo Beach Club, Head of a Mad Man, se apodera de nuestros sentidos y nos sumerge en un mundo de placer hedonístico sin igual. Head of a Mad Man lleva el nombre inspirado en la obra de Jean Michel Basquiat, con un valor sentimental muy importante para Lio Malca.

Desde excelentes cortes de carne a la parilla y pescados frescos, hasta almejas, ostras y un horno de pizzas excelente, su menú nos apapacha con una exquisita variedad de sabores y aromas que maridan a la perfección con la suave brisa y el dulce movimiento de las palmeras de Tulum.

Puedes seguir con: Los Colores de Cozumel: Una Joya Mexicana

Con los pies en la arena y la mente en las pequeñas nubes blancas que se deslizan en el cielo azul del Caribe, cada momento en esta joya culinaria nos recuerda que estamos en un espacio único.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.