Si estás pensando en una bebida refrescante para este verano hoy te traemos algunas opciones que con unos cuantos ingredientes llenarán de sabor los días calurosos.

Recientemente adquirí una licuadora personal y he de contarles que la he disfrutado al máximo. Este tipo de electrodomésticos tienen como particularidad  contar con vasos de distintas capacidades a los que se enrosca una tapa con aspas que permiten moler los ingredientes, retirarlas y este mismo vaso servirá para beber. En el caso de la mía, una vez que retiro las aspas puedo colocar una tapa con boquilla en ese mismo recipiente para así llevar a donde quiera. 

Honestamente dudé mucho en comprar este electrodoméstico pues cuesta un poco más que las licuadoras comunes pero no me arrepiento en lo absoluto. De las principales ventajas que noté es que cuenta con la función para preparar frappés y smoothies ya que tiene gran potencia (2 caballos de fuerza) para triturar hielos y productos congelados. Además si lo que buscas es integrar fibra a la dieta, estas licuadoras muelen tan bien, que incluso sin colar los jugos son deliciosos. De hecho esta es la principal razón por la que volvería a adquirir sin dudar este tipo de productos. 

Aún así, esta nueva adquisición me ha invitado a ponerme creativa y preparar smoothies, frappes y jugos, integrando ingredientes que no me animaba a hacerlo. Hoy te comparto algunas de mis mezclas favoritas para que las intentes en casa. 

El proceso para todos es simple: integrar todo en la licuadora y ¡disfrutar!

El Verde

Este es el obligado a diario. De esta manera incorporo una buena dosis de fibra al día sin ningún trabajo y es ideal para un mejor sistema digestivo. Idealmente no lleva fruta pero si te apetece puedes incorporar ½ taza de piña cruda o hasta ½ manzana amarilla o verde. A veces le agrego un puñado de hojas de menta para un jugo más refrescante. Si te decides a incorporar este jugo a tu día a día te recomiendo picar todos los ingredientes, disponerlos en bolsas herméticas y congelarlos (esto no hace que pierdan propiedades). Así diariamente tendrás oportunidad de beber un jugo verde sin invertir gran cantidad de tiempo pues solo vacías la bolsita en la licuadora, añades agua y licúas. Intenta beberlo lo antes posible para evitar que se oxide. 

  • 1 taza espinaca baby
  • ¼ pepino sin cáscara ni semillas
  • 2 limones (el jugo)
  • 2 ramas de apio (sin hojas)
  • 1 pza nopal baby 
  • 2 cm jengibre pelado
  • 1 cucharada semillas de linaza
  • 350 ml agua 
  • Opcional (5 cubos de hielo)

Quizás te interesa: Smoothie de Blueberry y Quinoa

Berry good mornin’ smoothie

Si piensas que un smoothie no es lo suficientemente bueno para mantenerte satisfecho por la mañana como desayuno, te invito a que pruebes esta opción. Tiene frutas, grasas buenas y simplemente te va a llenar de energía. Aunque te parezca raro integrar aguacate a la receta, créeme que le da un toque de cremosidad espectacular. ¡Inténtalo y me cuentas!

  • 1 taza frutos rojos congelados
  • ½ betabel cocido
  • 1 cda cocoa
  • ½ pieza aguacate pelado sin semilla 
  • 3/4 taza leche vegetal (o de tu preferencia)
  • 1 cda semillas de chía
  • 2 cditas endulzante de tu preferencia (azúcar, miel de abeja, monkfruit, stevia, etc.)
  • 5 cubos de hielo 

Chocobanana energética 

Esta opción también es perfecta para el desayuno o para antes de entrenar. Tanto el plátano como la avena son carbohidratos complejos que representan una fuente de energía para el organismo y la fibra de la avena permite tener una digestión más lenta  y por lo tanto, a que los azúcares se procesen liberan más lentamente, estabilizando sus niveles en la sangre. 

  • 1 plátano congelado 
  • 1 cda mantequilla de almendras o cacahuates
  • ¼ taza hojuelas de avena
  • 1 taza leche vegetal (o de tu preferencia)
  • 1 cda cocoa 
  • 1 cdita extracto de vainilla 
  • 5 cubos de hielo 

Durazno veraniego

Si andas de antojo por algo más consistente pero nutritivo, este smoothie es la opción. Contiene yogurt griego que nos proporciona probióticos y también proteínas para mantener nuestros niveles de energía y promover un sistema digestivo saludable. Sugiero no agregar azúcar pues el durazno aporta ya cierto dulzor aunque en caso de ser necesario, se pueden agregar dos cucharaditas de endulzante de tu preferencia. 

  • 1 durazno sin semilla en trozos 
  • ¼ taza yogurt griego natural sin azúcar 
  • 10 almendras 
  • 1 cdita vainilla 
  • 1 taza leche vegetal (o de tu preferencia)
  • 1 cda semillas de linaza
  • 5 cubos de hielo

Golden Healthy Road

Esta mezcla es sin duda única. Desde hace tiempo consumo golden milk por sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y se ha convertido en un aliado genial. Hoy la integro a un smoothie que aporta vitamina C, es fuente de fibra, vitamina A y más. Si no tienes golden milk la puedes suplir con 1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo, 2 cm de jengibre y ½ cdita de canela en polvo. ¡Disfrútalo!

  • ½ taza piña en trozos
  • 1 zanahoria en trozos
  • ½ naranja (el jugo)
  • 1 cdita de golden milk (cúrcuma, jengibre, cardamomo, clavo, canela, pimienta negra)
  • 1 taza leche vegetal (o de tu preferencia)
  • 1 cdita extracto de vainilla 
  • 5 cubos de hielo

Puedes leer también: Mitos y realidades de los jugos y las bebidas para los niños

¿Cuál se te antojó más? Cuéntanos qué otros smoothies y jugos te gusta preparar, y qué otras opciones saludables consumes.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.