El otoño es el silencio antes del invierno”.

Proverbio francés

En el viñedo, el otoño es una postal maravillosa en donde las hojas de la parra pierden su color verde, por la falta de clorofila, y comienzan a tomar un color ocre. El paisaje es rojizo, de fuertes vientos y, sobre todo, es el término de la cosecha. 

Se piensa que Otoño viene del latín autumnus  que significa que “llega la plenitud del año”, y, podemos observar que la vid ya está cerca del final de su ciclo. 

¿Y, cómo nos sentimos nosotros? 

Es una época que nos recuerda que empiezan los cambio de temporada, poco a poco se percibe el frío, el paisaje exterior se modifica. 

Tal vez, un poco de nostalgia inunda nuestra mente y nuestro corazón. Cada día hay menos luz solar, los días empiezan a ser más cortos y las noches más largas. 

Las investigaciones al respecto confirman que con el cambio de estación hay menos niveles de serotonina en el cerebro y en este 2020, con la aparición de la pandemia, la situación se agudiza, sobre todo, después de meses de encierro y aislamiento.

Sigue leyendo: ¡BIENVENIDO QUERIDO OTOÑO!

Las investigaciones al respecto confirman que con el cambio de estación hay menos niveles de serotonina en el cerebro y en este 2020, con la aparición de la pandemia, la situación se agudiza, sobre todo, después de meses de encierro y aislamiento.

¿Qué podemos hacer para contrarestar este efecto?

El otoño, como el resto de las estaciones, tiene alimentos de temporada, ricos en vitaminas y llenos de nutrientes, perfectos para combatir el cansancio y la falta de energía que, a menudo, nos invaden en esta estación, tales como nueces y almendras, manzanas, calabazas, setas, higos, guayabas y todos ellos son elementos ideales para la preparación de los platos de esta estación.  Las pastas, los estofados, las sopas calientes, los guisos horneados son ideales para esta temporada e indudablemente siempre acompañados de una buena copa de vino. La gastronomía y el vino armonizan y se suman para, de acuerdo a numerosos estudios, prevenir muchas enfermedades tanto físicas como emocionales. Las verduras y las frutas, junto con el consumo moderado de vino, fortalecen nuestro sistema inmunológico y contribuyen a disminuir el riesgo de depresión.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.