bitten ripe banana in the peel isolated on white background

Tan sólo en los Estados Unidos se calcula que 43,500 millones de kilos de alimentos se pierden en la cadena de productor a consumidor cada año. Esto representa el 27% del total de los alimentos producidos en el campo.  De éstos, dos tercios son frutas, verduras, leche, productos derivados de cereales y azúcar.  Sin embargo, se piensa que una parte de esta merma pudiera ser recuperable: aún si se lograra recobrar sólo el 5%, esto representaría el equivalente de las necesidades nutrimentales de 4 millones de personas. Si la merma se redujera entre el 10 y el 25%, habría suficiente comida para alimentar entre 8 y 20 millones de personas.

Durante la cadena productiva, las mermas tienen diversas causas y son difíciles de evitar, sin embargo a nivel de supermercado se ha descubierto que el sobre-inventariado, el mal manejo y la mala rotación de los productos frescos están dentro de las principales causas, así como el descarte de productos estacionales (como pasteles de San Valentín). Estas causas de pérdida de alimentos son prevenibles. Otra cuestión es la fecha de caducidad, ya que se considera que productos como lácteos y panes aún pueden consumirse por un periodo corto después de caducados y son potencialmente recuperables. Por otra parte, muchos abarrotes se descartan por empaques maltratados cuando el producto aún es comestible. Los bancos de alimentos son los encargados de convertir estos productos no vendibles en comestibles, y en algunos casos proporcionan beneficios fiscales a los donantes.

Fuente:

Kantor, L.S., Lipton, K., Manchester, A. and V. Oliveira. 1997. Estimating and Addressing America’s Food Losses. Food Review, January-April, 1997.

Conoce más en: www.recetasmoleculares.com.mx

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.