Vino blanco
Vino blanco

Se han realizado múltiples experimentos respecto a los diferentes efectos que provoca la primavera en animales y personas. Se ha demostrado que los cambios de luz en las estaciones alteran la producción de melatonina. Con la llegada de la primavera, se prolongan las horas de luz y se producen cambios en el organismo. Hay una sensación de bienestar general y nos sentimos más sanos, dinámicos, optimistas y llenos de energía. Algunos investigadores de las Universidades de Edimburgo y Manchester (Reino Unido), descubrieron dos genes, EYA3 y TAC1, que se activan cuando aumentan las horas de luz en primavera y, en consecuencia, elevan la concentración de ciertas hormonas que se producen en la glándula pituitaria como la tuberalina, la melatonina y la prolactina, así como la secreción de vitamina D.

La Universidad Médica de Graz (en Austria) realizó un estudio con 2,299 sujetos que demostraba que aquellos hombres que tienen altas cantidades de vitamina D también presentan un mayor nivel en sangre de testosterona (la hormona sexual masculina por excelencia) y, en consecuencia, experimentan un incremento de la líbido.

Por otra parte, la exposición a la luz aumenta la secreción de endorfinas, tanto en hombres como en mujeres. Estos neuropéptidos alivian el estrés, levantan el ánimo y estimulan la respuesta sexual. Mucho se habla del cuestionamiento del vino como afrodisiaco y sus efectos en las personas, creo que es tiempo de sumar las investigaciones y optar por beber vino. Mi recomendación, en esta época, es que el vino blanco es ideal por su temperatura de servicio.

a) Un vino blanco tiene interesantes y particulares características de concentración de aromas y de sabores.Vino blanco

b) Calidad en sus procesos de elaboración

c) Calidad en sus resultados

d) Variedad en sus estilos: secos o avocados, jóvenes, con crianza o premium.

e) Personalidad

f) Propiedades salutíferas.

En este último punto, un estudio realizado en el marco del “Proyecto Ciencia, Vino y Salud” de la Universidad Católica de Chile, cuyos resultados se presentaron en el Congreso Vinsalud 2002, ha comprobado que el consumo moderado de vino blanco ejerce efectos hipotensores. Los resultados, coinciden con los de la Universidad de California, que comprobó los beneficios del consumo de vino blanco en la mejora de la función respiratoria por medio de la dilatación bronquial.

Otro de los datos obtenidos en este estudio señaló que el vino blanco permite aumentar el colesterol bueno, principalmente por los antioxidantes provenientes de la pulpa de la uva, incremento que fue menos marcado con el consumo de fruta y verdura. Sea cual sea su variedad, aporta propiedades antioxidantes al organismo, aunque este beneficio parece ser ligeramente superior en el caso del vino tinto, debido principalmente al proceso de elaboración. Así, mientras en el vino blanco la fermentación se desarrolla sin los hollejos y sin las semillas – por lo que sus antioxidantes proceden de la pulpa de la uva- en el caso del vino tinto abundan los derivados de la pepita de uva. Tal como se ha demostrado en diversos estudios, la concentración y variedad de polifenoles depende de numerosos factores: la variedad de vid, el tipo de vino, clima y terreno, una cosecha temprana o tardía, los diferentes procedimientos en el prensado de la uva, el tiempo de fermentación del mosto con la piel y las pepitas, entre otros.

En los últimos años las investigaciones que aseveran los efectos beneficiosos del consumo moderado de Vino blancovino, ya sea blanco o tinto, son cada vez más numerosos. Las propiedades antioxidantes de esta bebida han demostrado ser eficaces en la prevención de enfermedades cardiovasculares pero también en otras patologías, como determinados tipos de cáncer, sobre todo cuando el consumo está asociado a una dieta sana y equilibrada.

Por otra parte, el vino blanco es siempre una excelente opción para consumirse en primavera y verano, ya que la acidez característica es refrescante y la temperatura de servicio, entre los 5º y los 12º C, según el tipo de vino, es ideal para la temporada ya sea para consumirlo como aperitivo, maridando los diferentes tiempos de una comida o cena, o bien, incluso como digestivo, recordando que existen las opciones de vino espumoso (finalmente un blanco) o los vinos de postre o de hielo.

Así que, ¡los invito a comprobar los beneficios de este elixir en esta época del año!

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.