Chère Karla:

Ya se escuchan los cánticos que con alegría le entonan al amor las parejas, y no nada mas los novias y novios, no, en este mes, y en particular el día 14, que es el día de San Valentín, y que se ha significado como el día del amor, abundan los abrazos, los besos y las palabras dulces que son para los seres queridos. Y como lo trato de decir, existe el amor de hermanos, el amor a las abuelas, a las comadres, a los padres, a las tías, a los primos, o sea, dar el amor a todo el mundo, y hoy, en estos tiempos pandémicos, creo que dar amor a todas las personas, cercanas o lejanas, puede ayudarnos a tener momentos de paz, de alegría y de felicidad.

 Y como todas y todos los amantes de la cocina, lo saben, hay un dicho que dice que con la comida se conquista a la persona que se quiere. Bueno y va, pues si de comida se trata, creo que todas nuestras lectoras, todos los lectores estarán de acuerdo que estar en un banquete en donde los platillos luzcan su esplendor, eso nos proporciona un cúmulo de gratas sensaciones.

Perdón, pero tengo prisa por deleitarlos con los platillos que siguen, tome papel y lápiz:

  • Sopa de boquerones: Boquerones, cebolla, ajo, pan, yerbabuena, jitomate, caldo de pescado, limón. Y siguiendo mi propuesta, les comento que todo es a base de pescado.
  •  Sopa de pescado: Pescado blanco, langostinos, almejas, calamares, pan, cebolla, vino blanco, aceite de oliva, coñac, laurel, azafrán, perejil, sal. (es de chuparse los dedos). Ahora va una ensalada:  
  • Ensalada de escarola:  Escarola, ajo, aceite de oliva, vinagre, sal.  Bueno, vamos por un plato segundo. 
  • Sardina Andaluza: Sardinas, cebollas, aceite de oliva, pimientos verdes, vino blanco, jitomates, pimienta negra (en grano), sal, perejil, ajo. Otro más para escoger: 
  • Atún encebollado: atún, cebollas, vino blanco seco, ajo, laurel, perejil, sal. ¿Qué tal? ¿Cómo va la carrera a la cocina y a la despensa para preparar estas delicias? Y ya que insisten, pues aquí va otra sugerencia: 
  • Huachinango con almendras: Huachinango, jitomates, cebollas, langostinos, ajo, aceite de oliva, pimiento rojo, perejil, sal, almejas, almendras, paprika.

Y me voy ahora, corriendo, a lo que ustedes saben que me gusta. Sí le atinó: el postre: 

  • Rosquillas de huevo: Huevos, maicena, azúcar, agua.  ¿Quiere más? Le doy gusto: 
  • Crema de almendras: Almendras, azúcar, agua, maicena, huevos, vainilla, limón. Pues sigue la fiesta: 
  • Peras al vino: Peras, vino tinto, azúcar, canela, limón.

Creo que si le dedicamos más tiempo a la cocina, y dado que nos han recomendado estar recluidos en casa, debemos de aprovechar de estar todos y todas en este olorosa y rico lugar (guardando sanas distancias) y que cada miembro de la familia participe en la preparación de los platos a servir. Se va usted a pasar, ama de casa, amiga, amigo, ratos más que agradables. Sí, mientras sacan las charolas y las cucharas, y abren la despensa, la charla sobre lo que acontece en el mundo, puede ser útil y amena. En fin, les dejo estas tareas. Tareas que les serán de gran utilidad gastronómica. Lo dicho, la comida es el momento supremo para recuperar fuerzas y tener más ánimo para enfrentar los problemas que la vida nos tiende.

Les mando un abrazo digital.

Carlos Bracho

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.