La startup mexicana YEMA presentó su oferta de servicio bajo el concepto de supermercado consciente, con el cual buscan modificar la forma de comprar y consumir en el país para que esta se haga de forma más sustentable. Para lograr su objetivo, la compañía desarrolla y comercializa productos amigables con el medio ambiente, ecológicos, saludables  y sin realizar pruebas en animales (cruelty-free).

Quizás también te interese: Miscelánea Artesanal, productos que hacen la diferencia

“Nuestra intención es revolucionar la forma de consumo en el país con un modelo de negocio directo al cliente, que evite el alza de los precios por intermediarios. Nuestra misión es ofrecer un supermercado en el que el consumo se haga de un modo más consciente con productos de uso diario amigables con el medio ambiente, libres de ingredientes nocivos y de crueldad animal, sin plaguicidas, fertilizantes químicos, hormonas, antibióticos ni saborizantes artificiales  y con etiquetas simples y claras”, afirmó René Candia. 

El también cofundador de la compañía fue enfático en expresar que con YEMA buscan darle un giro a la categoría “better for you, better for the planetcon un inventario accesible y atractivo que rompa con los prejuicios que hay en torno a los productos orgánicos, biodegradables o saludables. Así, para lograr una oferta competitiva, la marca decidió eliminar de su cadena de valor a los intermediarios, con lo cual mantienen un mayor control sobre su catálogo y eficientan costos y logística.  

Además de ser una marca distribuidora y comercializadora de artículos saludables y ecológicos, la compañía también produce sus propios productos bajo la marca YEMA, la cual cumple con altos estándares de calidad y están avalados y desarrollados por nutriólogos, dermatólogos e ingenieros. Estos productos complementan la actual oferta que tienen, la cual se distribuye en cuatro categorías: comida (frutas, verduras, básicos de despensa, carnes y lácteos), cuidado personal (maquillaje y cuidado facial, bucal y capilar), hogar (utensilios de uso diario) y bienestar (vitaminas, suplementos y nutrición deportiva).

La compañía mexicana ha experimentado un crecimiento considerable a raíz de la contingencia sanitaria y el encierro obligado por el Covid-19. Esto debido a que los pedidos en línea crecieron un 20%. Aunado a ello, las ventas directas en las tiendas físicas se incrementaron en 15% desde sus aperturas en agosto. Para los fundadores de la marca esto es una muestra de que la calidad de la oferta de YEMA y su visión empresarial les permitirá empujar con más fuerza en un mercado con cada vez más consumidores.  

YEMA fomenta la correcta operación del customer journey a través de distintas herramientas de disponibilidad de productos. No sólo cuenta con su sitio web en la que se pueden hacer pedidos desde cualquier lugar del país, sino también con dos tiendas físicas en la CDMX desde la que se distribuye al área metropolitana con una garantía de entrega en menos de 90 minutos. 

Sigue con: Porqué cocinar libera el estrés y mejora tu estado de ánimo

De igual modo, la marca tiene acuerdos con plataformas como Cornershop, Rappi, Uber Eats, Didi Food, Canasta Rosa, Amazon y Mercado Libre. Respecto al método de pago, los usuarios podrán recurrir a tarjetas de crédito y débito Visa, Mastercard y American Express, así como Paypal, Oxxo o Mercado Pago.

Para conocer más sobre YEMA, por favor visita: Yema.mx

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.