Ocean Front Casita
Ocean Front Casita

En Tulum se vive la primavera eterna, soleada y salpicada de una perenne y espesa vegetación. En esta ciudad donde convergen historia, cultura y una increíble belleza natural, a la que se une el hotel autosustentable Papaya Playa Proyect, el lugar que se convierte en el segundo hogar cuando se vacaciona en este famoso sitio de la Riviera Maya.

Al cobijo del clima cálido, el hotel es un refugio verde de salvaje belleza, orgulloso miembro de Design Hotels, la colección de hoteles de lujo que representan los valores culturales de las ciudades en las que se encuentran. El hotel es un refugio para alejarse del ruido y saborear su belleza natural. Los huéspedes se regocijan con las playas suaves y de agua cristalina, rico calor envolvente, y una filosofía sobre la que se basa su sustentabilidad y compromiso social.

En un ambiente relajado y con el murmullo del mar al fondo, el hotel es un alojamiento único que desde su construcción fue planeado para cuidar el ambiente y la comunidad. Para cumplir con sus objetivos, emplea energía solar, se reutiliza y se trata el agua, en su jardín se cultivan sus propios vegetales.

Las tibias caricias de la brisa marina son parte de la vida holística y espiritual de Papaya Playa Project. En el ambiente del hotel se vive una nueva forma de hospitalidad, uniendo el lujo con las tradiciones de la cultura local, la satisfacción de un servicio impecable con el cuidado de la naturaleza.

La primavera que se vive en Tulum permite que cientos de aves reciban cada mañana con un coro de cantos, despertando alegremente a los huéspedes. Siguiendo con esta celebración primaveral, la música y el arte son parte integral de Papaya Playa Proyect, atinadamente emitido por Emilio Heredia. Orgullosos de sus raíces, en el hotel impulsan y promueven el arte de las culturas indígenas.

Las comodidades tecnológicas se integran armoniosamente con la belleza artesanal, reflejo de un rico pasado cultural. Todos los adornos decorativos, muebles, telas, hamacas y objetos tejidos, son comprados directamente a artesanos mayas y productores locales, así, además de lucir hermoso y pintoresco, se impulsa y mantiene el arte popular.

Otra de sus propuestas para promocionar el arte mexicano es con un corredor, especializado en ofrecer una rica gastronomía y muestras artesanales, en el que los huéspedes podrán convivir con artistas, artesanos, músicos, y especialistas en medicina holística y alternativa.

Hablando de su gastronomía, en Papaya Playa Proyect las áreas verdes se riegan con agua purificada en su propia planta tratadora, además de ser cuidados con micro nutrientes y fertilizantes naturales. En su enorme huerto, semejante a un jardín del edén, hay hasta 150 platanares y cocoteros, y se planea ampliarlo con papaya, piña, guayaba, jaca, plátano, sandía y árbol del pan. Aquí se cultivan y cuidan los ingredientes con los que se crean los platillos que deleitan a los viajeros, a mano de sus expertos chefs.

En Papaya Playa Proyect, donde la primavera es una estación donde el sol genera profunda alegría, el hotel se vive como una imagen onírica. Más que una construcción de palma y madera, es un lugar abandonado al romanticismo, que hechiza con sus encantos naturales y humanos.

Fotografía cortesía Deby Beard

Conoce más en El Blog de Deby Beard

Redes Sociales:

Twitter: @debybeard

Facebook: Deby Beard

 

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.