Durante años, ciertos laboratorios han creado y publicitado productos contra la gastritis, la acidez y la pesadez estomacal, circunstancia loable que sin embargo han mezclado con un doble discurso donde a los platillos mexicanos se les adjudica el origen de esas terribles dolencias, lo cual es, por decir lo menos, un alegato francamente indignante.

Desde que los publicistas dejaron de tener talento y creatividad para producir spots que conectaran al posible cliente con sus problemas reales, se ha vuelto un tema recurrente mancillar a la cocina mexicana como culpable de dichos males por ser una salida fácil para resolver su incapacidad publicitaria, idea que a “claras vistas” es en sí misma negligente, ignorante y falsa porque esto sería tanto como culpar al vino francés de los alcohólicos que tiene Francia, pues para ellos es muy cómodo apuntalar su prestigio en detrimento de nuestra gastronomía.

El tema no es menor porque desafortunadamente muchos mexicanos son ignorantes de su propia culinaria y spots como éstos refuerzan ideas negativas o preconcebidas sobre ella, además de que muchos extranjeros en vez de animarse a consumir nuestra cocina la pueden llegar a despreciar al observar una publicidad tan nefasta como ésta.

Hace unas semanas a Genommalab se le ocurrió la idea de sacar un comercial para Genoprazol en la línea que ya habían caminado Sal de Uvas Picot y Alka Seltzer, esto es, manipular la falsa idea de que nuestra cocina es mala y que su “eficaz remedio” es el acompañante ideal de ésta, si uno persiste en la idea de continuar con su consumo, sin embargo Genoprazol se excedió, pues en fechas recientes realizó un spot, donde con temeraria resolución, enarboló el hecho de que nuestra Cocina Mexicana es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad para luego afirmar: “lástima que produce gastritis y acidez”.

Fue el Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana (CCGM), una ONG sin fines de lucro, la que detonó y desarrolló el expediente para que la UNESCO le diera a la Cocina Tradicional Mexicana la Declaratoria que tanto prestigio le ha traído a nuestra nación, por eso, cuando sus miembros observaron la calumnia, decidieron tomar medidas legales y realizar una campaña en Internet contra Genoprazol.

En México, es importante que existan laboratorios que desarrollen y comercialicen productos para evitar las dolencias estomacales pero con ética y de ninguna manera atentando contra alguna cocina y mucho menos contra la nuestra que es orgullo nacional. Afortunadamente y ante la unión de quienes apoyaron la iniciativa del CCGM ya se retiró el spot, faltará ver qué consecuencias legales traerá, mientras tanto, es importante mantenernos vigilantes de que no se repitan lamentables “publicidades” como ésta.

 

Escrito por Luis Ricardo Bonilla Cazarín lrbonilla@saborearte.com.mx

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.