La encantadora ciudad de Oaxaca fue la sede una celebración del arte culinario mexicano, mezclando y combinando las excelentes cocinas de Baja California y Oaxaca en una serie de comidas y cenas inolvidables. El festival gastronómico Oaxacalifornia nos llevó de la mano a descubrir joyas culinarias en el corazón de una de las regiones más fascinantes de nuestro país.

El maravilloso chef Alejandro Ruiz es un intrigante personaje de la gastronomía mexicana, el vocero más importante de la cultura culinaria oaxaqueña y uno de los creadores de este singular festival. Del 20 al 25 de Julio disfrutamos en esta bella ciudad del resultado de la unión de grandes chefs, innovadores platillos y exquisitos ingredientes.

Disfruté de manjares excepcionales durante la cena en Casa Oaxaca, restaurante del celebre chef Alejandro Ruiz. En la espectacular terraza del restaurante, con un ambiente inigualable, vivimos una noche de magia. La noche se meció entre platillos creados por el talentoso chef David Castro, el chef David Alarcón y espectacular una creación a cuatro manos de los chefs Alejandro Ruiz y Jorge Manuel: un inolvidable tamal de mejillones. Este innovador platillo nos sorprendió a todos con su complejo y seductor sabor, mezclando a la perfección las dos culturas.

También disfrutamos de un sabroso aguachile de abulón, presentado de manera original dentro de una ostra; un sashimi de kampachi, con salsa de ponzu creada con mezcal y un aioli de hormiga chicatana, fresco y orginal; un platillo llamado ‘Seashell from Villa Alta’ que consistió de almejas y vieiras con una mezcla de quesos al gratín y tocino ahumado, una delicada y deliciosa codorniz con salsa pasilla; y un impactantemente exquisito short rib de San Antonino con salsa de hormiga chicatana, ensalada verde salvaje de quintonil, patatas bravas y alioli de gusano de agave… un inolvidable manjar.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS: LA BELLEZA DE LOS CABOS.

Para terminar con broche de oro, el chef Efraín Aparicio nos deleitó con una rosita de cacao, creada con vino tino y alga marina. Toda la cena fue maridada a la perfección con vinos y, como no podía faltar en Oaxaca, mezcales. La mágica unión de dos mundos, dos destinos y dos estilos de arte culinario fue el resultado de la sabrosa combinación de cocina oaxaqueña y cocina de Baja California.

Al días siguiente nos deleitamos en la cocina del famoso restaurante Origen, un espacio que tiene su propia evolución; y así como en Oaxaca hay un mole por cada región, en este lugar las especias, condimentos, hierbas y otros ingredientes se transforman para ofrecernos a los amantes del arte culinario un acercamiento contemporáneo que abre las puertas a técnicas e ideas de distintas partes de México y el mundo.

Origen abrió sus puertas en 2011 y cada momento de su evolución ha sido importante para construir su historia actual. El talentoso chef Rodolfo Castellanos muestra en él distintos discursos culinarios para comerse a Oaxaca. “Aoaxaqueñar” es una palabra que el chef utiliza para describir sus platillos: risotto, ceviches, carnes y más se mezclan con ingredientes endémicos que les dan una identidad única.

Durante este inolvidable festival tuve el gran placer de hospedarme en una de las joyas boutiques más únicas de Oaxaca: Casa Bonita Hotel Boutique & Spa.

Encantador, autentico y acogedor, este portal a mundos de placer nos sumerge en la rica cultura del estado donde se encuentra. Sus hermosos jardines son una vibrante paleta de formas y colores, diseñados para transportarnos a un ambiente de serenidad y belleza. La tranquilidad de la zona une sus fuerzas con la paz absoluta del hotel, conspirando para brindar noches silenciosas y de descanso absoluto tras nuestras aventuras degustando lo mejor de la comida mexicana.

En el restaurante Estrella de Mar, con un ambiente sofisticado y tradicional, se fusionan elementos de la cocina asiática con la cocina oaxaqueña, creando sabores únicos. Con gran imaginación y sed por descubrir nuevos caminos, la célebre Chef Natalia Delgado ha innovado aquí platillos icónicos con toques sorprendentes que nos recuerdan la versátil y caprichosa personalidad de Oaxaca.

QUIZÁ TE INTERESE: FELICIDAD EN UN PLATO.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.