Energía en la cocina
Energía en la cocina

La cocina es el lugar donde se consume gran parte del agua y la energía que llega a nuestro hogar o negocio. La idea de una cocina “verde”, ahorradora de energía, probablemente nos haga pensar en celdas solares y otras tecnologías que pudieran ser costosas. Si bien cada vez avanza más la aplicación casera de energías alternativas sustentantes, aplicando los principios generales de la física y la química, podemos aumentar la eficiencia energética en nuestra cocina sin grandes inversiones y a partir de hoy.

Cerrar la puerta del refrigerador… y del horno

Cada vez que se abre la puerta de un refrigerador, se pierde frío dentro del mismo, lo que ocasiona una pérdida de energía. En el caso de instalaciones institucionales, se recomienda que la cámara de refrigeración sea un vestíbulo de la cámara de congelación. De la misma manera, cada vez que se abre la puerta del horno se pierde hasta una cuarta parte del calor generado por el mismo. Prender el foco del horno y observar a través de la ventana, resistiendo la tentación de abrir la puerta hasta que sea estrictamente necesario es una práctica recomendable.

Mantener limpio en refrigerador

No se refiere a su interior, sino al mecanismo de enfriamiento. El limpiar los tubos condensadores dos veces al año (puede ser con una aspiradora) ayuda a que el aire fluya libremente entre ellos mejorando la transmisión de calor y por lo tanto reduciendo el gasto de energía. Es importante recordar que refrigeradores y congeladores son los responsables del mayor gasto energético en una cocina. 

Usar equipo de cocina pequeño

Los hornos eléctricos pequeños, los de microondas y los cocedores lentos eléctricos utilizan hasta 75% menos energía que un horno de cocina estándar. De hecho, los hornos de microondas son grandes ahorradores de energía, ya que sólo gastan una quinta parte de la energía que usa la estufa y son la manera más eficiente de recalentar pequeñas porciones. Para maximizar este efecto, se recomienda cuando sea posible extender el alimento en una capa poco profunda en lugar de dejarlo en bloque. Los hornos pequeños en general también disminuyen la cantidad de calor que se desprende hacia el medio ambiente, lo cual ayuda a disminuir la energía gastada por el aire acondicionado.

Horno
Horno

¡Acompáñame a conocer más acerca del ahorro de energía en casa la próxima semana! 

*Referencias: 

  • Riccardi, Victoria Abbott. 10 Ways to green your Kitchen Routine. Vegetarian Times, Apr. 2009, Issue 367, p. 66 -71. 6 p.
  • Summers, B. Save Energy in your Kitchen, recuperado de: http://energyboomer.typepad.com/energy-boomer/2008/03/home-baked-ener.html, 3 de marzo de 2015.

Conoce más en: www.recetasmoleculares.com.mx

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.