Hoy en día existen diferentes ingredientes de la cocina nacional e internacional que resultan ideales para maridar con Mezcal, desde los clásicos como la naranja y el chocolate, hasta los más sui generis como el sushi.

A pesar de ello, existe un acompañamiento ancestral del cual probablemente no conoces su historia, nos referimos a la sal de gusano.

Como sabes, el Mezcal se obtiene del agave, y es precisamente en estas plantaciones de donde se obtienen los gusanos para crear el maridaje perfecto para este espirituoso.

A continuación, te invitamos a conocer el proceso de elaboración de este fascinante acompañamiento del Mezcal en 3 simples pasos:

  1. Identifica la temporada. Es importante conocer cuál es la mejor temporada para la recolección de los gusano, pues al igual que en nuestros jardines, la mejor época del año para recolectar estos insectos es durante la temporada de lluvias, la cual, es entre los meses de julio a septiembre, que es cuando la tierra se llena de humedad y los gusanos salen a la superficie.
  • Reconoce a los gusanos que nos servirán para hacer la sal. Gracias a la tradición oaxaqueña, misma que permanece hasta nuestros días, sabemos que los gusanos ideales para hacer esta famosa sal deben ser de tonos rojos hasta llegar al carmesí, esta tonalidad es la que indica a los recolectores que el gusano es “adulto” y servirá para la preparación de la sal.
  • ¡Manos a la obra! Una vez que los recolectores cuentan con una buena cantidad de gusanos, proceden a limpiarlos para después tostarlos en un comal junto con el chile de árbol. Ya que los gusanos se perfumaron con el aroma y sabores ahumados de los chiles, se muelen con ayuda de un metate (lo que hace a este condimento aún más especial) para, poco a poco, comenzar a espolvorear la sal de grano (o sal de mar) y así lograr que se mezcle con el resto de los ingredientes. Como esta preparación aún está “caliente”, se deja reposar para que salgan por completo las propiedades de cada uno de los ingredientes. Una vez que esta mezcla de cálidos colores se ha secado totalmente, se le da una segunda molida en el metate para que las partículas restantes se trituren perfectamente y se conviertan en un fino polvo de colores café, rojo, naranja y amarillo, los cuales, son muy característicos de este acompañamiento.

Pero eso no es todo, estamos seguros que más de una vez te has hecho alguna de las siguientes preguntas:

¿Por qué tomar el Mezcal con rodajas de naranja y sal de gusano?

Lo ideal es que tomes el Mezcal derecho y “a besos”, sin embargo, en los últimos años, el consumo de esta bebida se ha popularizado con el acompañamiento de naranja y sal de gusano para lograr que cada una de las notas y olores de este destilado exploten en tu boca.

Qué va primero, ¿el mezcal, o la naranja y la sal de gusano?

Lo primero que debes hacer es espolvorear un poco de la sal de gusano sobre las rodajas de naranja, darle un “beso” al vaso veladora con Mezcal Reposado y llevar a tu boca el cítrico condimentado con la sal, después, deja que los sabores se mezclen en tu boca. La sinergia de sabores y texturas en tu paladar, te llevarán a una experiencia sensorial única que solo podrás lograr con este espirituoso.

Ahora que ya sabes el origen y la preparación de la sal de gusano, te invitamos a maridar tu etiqueta favorita y tener una experiencia de sabor en cada “beso” que des. Recuerda que el consumo de esta bebida debe ser moderado para lograr una experiencia gastronómica, increíble.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS: MEZCAL, CHARANDA Y SOTOL, LOS DESTILADOS MEXICANOS QUE DEBES PROBAR.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.