Para muchos las mañanas sin café son un delirio, ya sea por el impulso de la cafeína o por el mero placer de su sabor intenso como la vida. Pensar que sólo tiene cinco siglos en nuestra historia es difícil, pero para eso estamos reunidos hoy, para contar historias y leer el futuro.

Todo comenzó en Etiopía, donde un granjero llamado Kaldi notó que sus cabras actuaban de una manera peculiar. Al rastrear la fuente de su comportamiento encontró unas bayas escarlata, intrigado recolectó algunas y se las llevó a un monje del templo vecino.

Tras contar la historia, el monje decidió hacer una bebida con ellas y dársela al resto de los habitantes del templo. El mismo efecto de euforia invadió el actuar de quienes consumían la bebida, pero su sabor era tan malo, que decidieron quemar el resto de las bayas. Por obra del destino, el creador de la receta fallida permaneció junto a la hoguera, mientras las semillas eran tostadas poco a poco, perfumando el lugar e invitando a un nuevo experimento.

La expansión por el globo

Con el paso de los años y el marchar de las caravanas, el café dominó al mundo árabe y comenzó su expansión fuera de las fronteras del Islam. Cafés intensos, infusionados al calor de la arena, deleitaron a un sin número de gobernantes, pero aunque el método sigue vigente en nuestros días, Europa lo concibió de una manera diferente.

Corazas de acero al fuego directo, prensas de gran elegancia y posteriormente con la fuerza del vapor, occidente le otorgó un nuevo sentir al café. Gobernantes y obreros fueron tratados por igual ante la presencia de la bebida de África y su encanto fue tal, que su cultivo dejó su tierra natal, para conocer nuevos suelos y paisajes culinarios.

Al haber llegado a los confines del mundo y de regreso, el cambio fue inevitable, las grandes guerras lo impulsaron a mutar y sería en tierras italianas donde surgiría el gran clásico del desayuno moderno. Las tropas americanas conocieron el espresso italiano y fueron diezmados por su potente sabor, pidiendo que se rebajara con agua y puesto en sus cantimploras, dando origen al americano.

PUEDE QUE TAMBIÉN TE INTERESE LEER: CAFÉ BATIDO, UNA BEBIDA DE LA CUARENTENA.

Sin fin de preparaciones líquidas han surgido, desde las más tradicionales, a las obras de arte bebibles, pero la ambición del café no se ha quedado únicamente en tazas y copas. Mucho antes de la era del americano, esta bebida era el sello de identidad de postres reconocidos por el mundo entero e inclusive en salsas y reducciones para platillos salados.

Cambiando de aires

Cinco siglos resumidos en unas cuantas palabras, pero la historia no se queda aquí, ya que nos falta un campo de batalla más. No satisfecho con bebidas y comidas, el café también ha tomado partido en el mundo de los manjares alcohólicos, exponentes como el café irlandés, romano o el carajillo, dan fe de su impacto.

Así llegamos a nuestro invitado del día, y responsable de la existencia de esta nota, exponente nacional y que ha condensado toda la historia cafetalera en una sola bebida. Corajito y sus carajillos listos para tomar cierran el ciclo del café, mezclando lo mejor de dos mundos.

Usando café mexicano, de gran calidad y procesado con el mayor de los cuidados, dan como resultado un grano que será preparado mediante una infusión en frío, extrayendo consigo las mejores cualidades de la materia prima. Mezclado con especias y un poco de licor de grano, espera pacientemente en su recipiente de cristal para ser vertido en una coctelera, shakeado y deleitar a quien lo pruebe.

Este oro embotellado nos presenta una visión juguetona y moderna, fusionando los saberes ancestrales del campo nacional, con las técnicas más avanzadas para la extracción de sabores y aromas. Encontrarlo no es difícil, ya que la mayoría de las casas especializadas en destilados, vinos y licores le han dado hogar, depende de uno buscarlo e invitarlo a su vaso.

Manjar que del fuego pasó al paladar, compañero sin horario y cómplice de aventuras, el café nos cuenta su historia y nos enseña el mañana. Partimos con vaso en mano, expectantes del porvenir de la bebida que África dio al mundo, hasta la próxima y salud. 

NO TE PUEDES PERDER: DENOMINACIÓN DE ORIGEN MÉXICO: CAFÉ

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.