Nos declaramos fanáticos del pan francés. No hay nada mejor que iniciar el día con una buena dosis de dulzura que nos anime y deleite con su suave y cálido sabor. Hoy te contamos brevemente de qué va este delicioso manjar y algunos datos que quizás no conocías.

¿De dónde viene?

El pan francés en realidad deriva de su versión francesa conocida como “pain perdu, o “pan perdido” y se trata de un postre tradicional de la Semana Santa en la región de Bretaña. Ahí lo común es prepararlo con pan seco –o lo que conocemos como pan frío o duro–, que se sumerge en una mezcla de huevo, leche y azúcar, que posteriormente se sofríe en un sartén con un poco de mantequilla por ambos lados y se sirve con un caramelo de mantequilla salada. ¿El resultado? Deliciosas tostadas ligeras, suaves al interior y crujientes al exterior con una salsa tersa.

Se dice que de hecho, su origen no es francés, ya que se han encontrado menciones sobre este pan en las recetas de Apicius, es decir, durante el Imperio romano en el Siglo V, aunque en ese entonces no se integraba huevo en la receta. Lo cierto es que en toda Europa este platillo fue común entre campesinos con la finalidad de aprovechar el pan duro de una forma un poco más nutritiva. Una de las versiones famosas de este pan son las torrijas que se preparan en España como postre.

Quizás te interese: Paseo culinario por el barrio de Tlalpan

Para el siglo XVII, la colonización inglesa llevaría este plato a América, que fue cobrando  popularidad en las comunidades por su facilidad de preparación, su delicioso sabor y el aprovechamiento de ingredientes que éste significaba.  

Respecto al nombre hay diversas teorías, pero la más aceptada cuenta que el término “francés” le fue asignado con la mera finalidad de indicar la pertenencia a un estilo y a una buena categoría que era reconocida y por lo tanto, de mayor valía para su venta (al igual que pasó con las french fries). Otra teoría cuenta que para 1724 sería un colono de nombre Joseph French, quien lo creó y le dio su apellido.

Hoy en día es común comer este platillo con un poco de canela y azúcar espolvoreadas, una bola de helado de vainilla, crema batida o frutas frescas. Algunos aventureros prefieren acompañarlo al estilo de un desayuno americano con unas rebanadas de tocino frito y un par de huevos, pero también hay quien lo disfruta a la hora del postre.

Así que ahora ya sabes algo más sobre este delicioso platillo. Y tú… ¿Cómo consumes el pan francés?

Continúa con: Recetas de panqueques de avena para el desayuno

Bibliografía:

Imágenes: PIXABAY

Sin Autor (2020) «Pain perdu» o torrijas francesas con caramelo de mantequilla salada, 6 Abril 2020, en Explore France, Disponible en: https://es.france.fr/es/actualidad/articulo/pain-perdu-torrijas-francesas-caramelo-mantequilla-salada

Tostadas francesas, Historia de las Tostadas Francesas, en ECURED. Disponible en:  https://www.ecured.cu/Tostadas_francesas#:~:text=Historia%20de%20las%20tostadas%20francesas,-Las%20pruebas%20de&text=Una%20de%20las%20leyendas%20m%C3%A1s,ingl%C3%A9s%2C%20las%20llam%C3%B3%20French%20Toast

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.