Un electrodoméstico ha llegado a irrumpir la escena culinaria al grado que se ha convertido en una tendencia de compra en los últimos meses. La promesa de estos aparatos es ofrecer alimentos fritos dorados y crujientes sin la necesidad de añadir grasa…¿qué? ¿sin aceite? 

Sí, así como lo hemos leído, en esta nueva tendencia se busca obtener alimentos más sanos con todas las características de las frituras tradicionales exceptuando la alta cantidad de grasa invertida que adquirirían en una preparación tradicional y con ello,  las desventajas ya bien conocidas como resultado de un alto consumo de grasas.

Lo cierto es que esta propuesta diluye la técnica de la fritura pues promete aportar a los alimentos color y textura de fritura alejándose de lo que religiosamente implicaría una técnica de cocción por inmersión en grasa. Es en realidad una cocción por aire caliente inyectado a alta velocidad que sucede como resultado del funcionamiento entre una fuente de calor y un ventilador. 

En un tiempo en donde la tendencia versa en la búsqueda de alternativas más saludables, era claro que un aparato de este estilo sería bien recibido y por sus ventajas altamente cotizado. 

Las air fryers surgieron en el 2010 por la compañía alemana Philips quien las presentó en el marco de una feria tecnológica en Berlín. Como ya lo mencionamos, el funcionamiento de estos electrodomésticos se basa en la circulación de aire caliente a alta velocidad al interior de un recipiente que varía en capacidades pero que idealmente se piensa para familias pequeñas. 

De sus ventajas

De manera resumida, entre los beneficios que este producto ofrece, se encuentran:

  • Funciona como una alternativa a la fritura tradicional, reduciendo al mínimo la cantidad de grasa invertida
  • Para alimentos congelados es muy útil, porque implica poco tiempo de cocción siendo este de 10 minutos aproximadamente
  • La textura obtenida llega a ser crujiente y dorada
  • Su funcionamiento se basa en un sistema muy sencillo que implica el control de temperatura y tiempo.
  • No sólo se pueden preparar alimentos “fritos” sino también otros platillos que utilicen técnicas como el horneado y el gratinado (incluidos postres y panes)
  • Su limpieza es relativamente fácil, sólo se retiran implementos como la bandeja y canastilla, y se desincrustan rápidamente de cualquier suciedad
  • No se desprenden aromas intensos como pasaría con las freidoras tradicionales y tampoco ensucian tanto como lo harían estas
  • Se ahorra en el gasto del aceite que implican las freidoras normales

Sigue con: Los hornos a través de la historia

Los contras

Luego de revisar las ventajas, no está de más echar un ojo a los aspectos no tan positivos que el uso de estas freidoras conlleva:

  • El sabor no es exactamente el mismo que el de una fritura, la falta de grasa hace que los alimentos se sientan algo secos
  • Se debe considerar que el consumo eléctrico puede incrementar significativamente dependiendo qué tanto uso se le dé al electrodoméstico
  • En realidad el horneado puede ofrecer los mismos resultados que una freidora de este tipo y aunque reduce tiempos de cocinado con respecto al horneado, no resulta en una gran diferencia en cuanto al producto resultante. 
  • No es cierto que los alimentos sometidos a estos procesos sean 100% libres de grasa, pues estos siempre requieren de una cantidad mínima de grasa para lograr productos dorados y crujientes
  • La inversión económica en un producto de este estilo es un aspecto a considerarse, ya que se trata de una cifra algo elevada

Luego de exponer los pros y contras de estos productos, concluimos que en realidad se trata de lo que en las grandes cocinas ya se conocía como hornos de convección. Estos concentran aire caliente a altas temperaturas alrededor de los alimentos gracias a la acción del ventilador logrando una cocción uniforme y en menor tiempo que los hornos convencionales. 

Así que al final del día dejamos en tus manos la decisión de compra de un electrodoméstico de este tipo no sin antes analices las ventajas y desventajas que implica un gasto así en el presupuesto familiar. Esta decisión debe tomarse con conocimiento previo y no sólo hacerlo por sumarse a una tendencia en redes. 

Cuéntanos qué te parecen nuestras observaciones ¡Queremos saber más de ti!

Lee también: Sal, especias y hornos de microondas

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.