Imagen de StockSnap en Pixabay

Chère Karla:

Estos meses en que la Pandemia ha azotado a una buena parte de la humanidad, y aparte del cuidado que muchas personas han tenido con su cuerpo y en su hogar y en su actividad profesional, aparte de eso, todas y todos hemos reflexionado profundamente sobre este mal.

Sí, el resultado de esto es que nosotros somos los responsables de lo que sucede en el mundo, sea para bien o para mal. Y el mal está más presente que nunca. Ahora deberemos de amar más todavía a la naturaleza, a respetarla, a cuidarla, cuidar los bosques, los árboles, las aves, el agua. No abusar de nada. Ser más limpios que nunca, no sólo de nuestro cuerpo sino de todo lo que nos rodea. Uno de los resultados fatales es el calentamiento global. En fin, para superar los males, las acciones positivas son necesarias para regresar al orden y tener, gozar un mundo mejor.  

Ahora bien, cumplidas las recomendaciones arriba expuestas, y dado que la vida sigue, y ya que esta nuestra revista de Saborearte quiere, respeta, ama la gastronomía, pues entonces debo de sujetarme a esos bellos lineamientos y adentrarme en este mundo.

Ya sabemos que cada mes del año tiene contemplados días específicos para celebrar, conmemorar y recordar: día de la madre, día de la Independencia, día de Juárez, del maestro, etc., etc. Y este mes de junio, las mesas, la cocina de cada hogar mexicano se prepara para honrar al padre.

Y a propósito, sin más preámbulos, en nuestra casa se prepara lo siguiente:

Postre:

Imagen de RitaE en Pixabay
  • Apfelstrudel de manzana (recordar que esta delicia tiene su origen en Austria): Manzanas, masa de hojaldre, nueces, mantequilla, azúcar morena, pan rallado, pasas, canela. No debe de faltar un Café espresso. Antes de que me regañen, les puedo comentar que el orden de los factores no altera el producto.
  • Ciruelas al Oporto: ciruelas, Oporto, azúcar, almendras

Plato fuerte:

Imagen de Adriano Gadini en Pixabay 
  • Bacalao al ajo: Bacalao, ajo, aceite de oliva, agua, huevos.
  • Sierra al vino blanco: Sierra, cebollita Cambray, zanahoria, jitomate, aceite de oliva, vino blanco, limón, laurel, sal, pimienta.

Primer plato:

Imagen de tomwieden en Pixabay
  • Crema de espárragos: Espárragos, mantequilla, ajo, cebolla, harina, sal, pimienta negra, leche, crema.
  • Sopa de berros: berros, caldo de pollo, laurel, cebolla, papa, crema, sal, pimienta blanca, nuez moscada, ajo. 
  • Ensalada de lechuga y apio: Lechuga, apio, y para el aderezo: crema, mostaza, azúcar, sal, aceite de oliva, vinagre con estragón.
  • Espinaca en rollo: espinaca, pasta hojaldre, huevos, queso cottage, pimienta negra, yema de huevo, queso parmesano. 

Refrescantes:

  • Agua de limón con chía.
  • Agua de mango.
  • Fresas frías: fresas, clara de huevo, azúcar glass, agua de limón, y al congelador, unas tres horas.  
  • Para acompañar, Galletas Breton.  

Si al papá le gusta tomar algo de vino, pues hay tintos o blancos, chilenos, argentinos, franceses, y desde luego mexicanos. A escoger. Y a entonarse para cantarle las mañanitas. En todo caso, para ir de acuerdo con lo que arriba he escrito, cantarle también al cielo, a las nubes, a la lluvia, a las flores, cantarle a la vida. ¿No? ¿Verdad que sí debemos de sonreír para no perder el ánimo? Y claro, comer y comer bien, o sea, comer muchas verduras, tener alimentos frescos, tomar mucha agua, hacer ejercicio.

Así que adelante. Salud y buena vida.

Carlos Bracho

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.