Grecia en cada bocado

0
1274

Por Sofía Álvarez Rodríguez

Definitivamente, con una sola visita quedé completamente enamorada de este lugar, fue casi como amor a primera vista, e incluso me atrevo a decir que ahora está dentro de mi top cinco de lugares favoritos. Ubicado en el centro comercial Arcos Bosques, encontramos un nuevo restaurante llamado Elia Estiatorio, que ofrece cocina tradicional griega. 

Este local abre sus puertas para transportarte a través de los sabores y la esencia culinaria de Grecia. En este espacio, se presenta una experiencia culinaria excepcional, donde los aromas mediterráneos y los auténticos sabores griegos se unen en una manifestación gustativa incomparable.

Hablemos del lugar

Uno de los aspectos más importantes y que poca gente suele prestarle atención, es la ambientación del lugar, porque muchas veces cuando entramos a establecimientos que tienen música fuerte o colores vibrantes y nos hace sentir inquietos y no siempre se puede disfrutar el momento, pero este no es el caso. Desde que llegas, te recibe un ambiente y atención cálido, los colores y decoración que utilizan son bastante neutros y te hace sentir mucha paz y tranquilidad, al igual que la música, que al ser suave permite pasar un buen rato disfrutando de tus alimentos.

Al llegar nos ofrecieron un coctel de bienvenida hecho con jugo de pepino natural, un toque de menta, prosecco y agua mineral; además yo quise probar un coctel a base de tequila, jugo de limón, prosecco, jarabe de bugambilia, mermelada de berries y agave.

Comenzando la experiencia

Para empezar, en cada mesa hay una canasta con jitomates heirloom, los cuales  cortan en rodajas, y los preparan, frente a tu mesa, con limón mediterráneo, orégano, aceite griego (la primera extracción del año en curso, es más ligero de sabor), aceite de oliva importado de Grecia (la segunda extracción del año en curso, un poco más fuerte) y escamas de sal. Para acompañar tus platillos, te ofrecen pan de masa madre con harina de centeno y semillas.

Te podría interesar: Del Mediterráneo a la CDMX

Entradas

Comenzamos con una trilogía de dips, el tradicional hummus de garbanzo, tzatziki y htipiti y un poco de pan pita para acompañar. Siguiendo con una ensalada griega hecha con jitomate heirloom, cebolla morada, pepino persa, alcaparras, queso feta, pimiento verde, orégano y se aliña con aceite de oliva. Probamos el tartar de atún, el cual preparan con supremas de naranja, rábano sandía, alioli de eneldo y se sirve sobre un aderezo láctico con una infusión de té verde.

Las proteínas

Ahora los platos fuertes, la verdad yo quedé impresionada con las propuestas que nos sirvieron; empezamos con un pulpo a las brasas, cocido en el horno, y posteriormente a las brasas, lo sirven sobre un puré de fava de santorini, alcaparras, orégano mediterráneo, cebolla morada y para decorar, una ramita de perejil. La pasta larga con mariscos fue un verdadero espectáculo, traía mejillones, almejas, pulpo y camarón, y para ser sincera, yo no soy la más fanática de los mariscos, pero particularmente este platillo superó mis expectativas y me dejó encantada.

Degustamos también el pollo orgánico rostizado, acompañado con una ensalada tibia de pimiento, berenjena, cebolla, yogurt con menta, radicchio y limón. Pero definitivamente la estrella de la noche fue el robalo a las brasas, ya que lo terminan en tu mesa agregándole una salsa tradicional llamada ladolemono, hecha con azafrán, jugo de limón amarillo, aceite de oliva, aceite vegetal y un toque de mostaza, alcaparras, limón eureka, perejil y sal maldon. Este fue un espectáculo de platillo y si visitas el restaurante, definitivamente tienes que probarlo.

¿Otra opción?: Sabor a Grecia: Ilios

Un clavado a lo dulce

Ahora, mi parte favorita, los postres, no es secreto para nadie que yo soy la persona más postrera que podrán conocer, y los de este lugar de verdad fueron un deleite. Para empezar nos presentaron un helado de yogurt con dulce de leche, y a pesar de ser algo muy sencillo, el contraste de sabores y texturas es impresionante. También probamos una tarta de queso graviera, un queso típico griego que se hornea al momento, acompañado con un crumble de galleta y frutos rojos. La cereza del pastel, la tradicional baklava, hecha con pasta filo, una pasta de nueces y pistaches, almíbar y helado de vainilla.

No hay nada mejor que después de un día pesado, puedas darte un momento para tí, relajarte y comer rico, es por eso que este lugar es para ti. Para que te consientas y dejes consentir, mientras vives algo único y te transportas a una de las ciudades más lindas y con una gastronomía impecable como lo es Grecia. Así que, ¿qué esperas para conocer este restaurante?

Conoce más

Sitio web: Elia Estiatorio

IG: eliaestiatorio.mx

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.