El vino es una bebida universal y no sólo por su alcance mundial, también por ser opción a cualquier hora del día. En esta ocasión, las recomendaciones van de la mano de la primera Denominación de Origen Calificada de España, Rioja y sus exponentes que cubren los diferentes momentos y ocasiones del actuar cotidiano.

El sol está en la cúspide y el almuerzo se encuentra casi listo, se requiere de un vino fresco y que se disfrute frío, descripción que encaja perfecto con los vinos blancos jóvenes de la DOCa Rioja. Principalmente los que se hacen con las varietales Viura y Malvasía de Rioja, fermentados que destacan por sus aromas de fruta madura y tonos florales, que los vuelven ideales para reuniones de fin de semana, parrilladas con amigos y celebraciones al aire libre.

QUIZÁ TE INTERESE: VINOS BLANCOS DE RIOJA, IDEALES PARA LA CUARESMA.

Si la opción blanca no es tu favorita para abrir el itinerario, los rosados también tienen cabida en los eventos matutinos. La sensación en boca de estos fermentados, hace que puedan hacer frente a casi cualquier almuerzo. Sus intensas notas de frambuesa, granada, grosella y arándano, les dan una amplitud armónica para acompañar platillos especiados y ligeramente picantes, sin dejar a un lado sus seductores tonos rubí y cereza, que atrapan la mirada de cualquiera que admire una copa de estos fermentados.

Las horas pasas y el paladar busca alimentos más pesados y vinos más corpulentos y potentes. Es momento de la aparición de los tintos de Crianza, mismos que reúnen frutalidad, destellos de madera, vainilla, cuero, tabaco y humo, que matizan la carga organoléptica para acompañar carnes medianamente grasas, estofados y charcutería. Platos que no pueden faltar en una sobremesa al atardecer y que merecen ser redondeados con una copa de Rioja Crianza, previamente refrescado.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS: EL TEMPRANILLO BLANCO, EL MEJOR SECRETO DE RIOJA

Al caer la noche, se hacen notar los grandes íconos del saber hacer de Rioja, los tintos Reserva y Gran Reserva. Fermentados que guardan en el interior de cada botella, aromas de roble tostado, especias como la pimienta, matices de ciruela y frutos negros, cuero y hierbas balsámicas. Remarcando la gran diversidad del terruño y permitiendo encontrar los estilos y tipologías particulares de: Rioja Alta, con las notas mentoladas; Rioja Alavesa, con su perfil de rosas secas y Rioja Oriental, con su predominante frutalidad.

Sin importar la hora del día, la temperatura o el platillo con el que se acompañe, siempre se puede encontrar una etiqueta de la DOCa Rioja, para acompañar cada momento, llenándolo de expresividad, calidad y la garantía de la primera Denominación de Origen Calificada de España.

Para más información de esta denominación visita: https://www.riojawine.com/

NO PUEDES DEJAR PASAR: VINOS BLANCOS DE RIOJA Y QUESOS: UNA ARMONÍA EN LOS SENTIDOS.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.