Masa madre, ingredientes orgánicos, creatividad y pasión, son los ingredientes de La Bohême para lograr un delicioso pan francés artesanal. El equipo de esta panadería francesa, comienza a trabajar desde muy temprano para que podamos disfrutar de pan fresco durante todo el día, hecho de forma artesanal, elaborado pieza por pieza a mano. La masa madre lleva un tiempo considerable de fermentación natural para lograr la acidez perfecta, el olor exquisito y el sabor delicioso, resultado de una técnica artesanal.

En Francia, la panadería es además de un arte, toda una profesión. Otro hecho particular de la panadería francesa es que está avalada por las leyes de este país. Esto quiere decir que la legislación ordena que la receta para hacer pan sea siempre la misma y así respetar la tradición del pan artesanal.

En La Bohême, se respetan estas reglas para continuar con la tradición y siempre se busca obtener la mejor calidad en olor, sabor y textura del pan. Para la elaboración de pan blanco, se prepara la masa madre “levain”, un cultivo de las levaduras naturalmente presentes en la harina. El levain de La Bohême, se obtuvo mediante una mezcla de harina de centeno, miel orgánica y agua; esta combinación, se refresca diario con una proporción igual de harina y agua, lo que permite que las células de levadura se desarrollen y multipliquen de manera natural. Esta levadura casera, es la manera ancestral de hacer fermentar el pan, lo que le da mejor sabor, acidez, textura y conservación al producto.

El proceso comienza en la amasadora, la mezcla se dejar reposar y después se hacen una serie de dobleces y tiempos de reposo que varían en función de la fuerza de la harina, de la temperatura, de la higrometría y del resultado deseado. Posteriormente, se deja fermentar en frío de 24 horas a 48 horas. Al siguiente día, se divide la masa según los panes a preparar y se les da la forma deseada. Después, se coloca sobre tela de lino y se deja reposar, este periodo llamado “l’appret”, permite que despierte la masa, antes de entrar al horno. Para finalizar, se hornea durante 20 minutos aproximadamente a 290 grados centígrados con un toque de vapor para darles esa característica corteza. Este proceso se repite a lo largo del día para tener pan fresco en cada momento.

Entre la variedad de baguettes que se ofrecen en La Bohême se encuentra la Tradicional, que está elaborada con una mezcla de harina blanca e integral, tiene las puntas achatadas y se le realiza un solo corte transversal.

La Baguette Parisienne, se elabora sólo con harina blanca, tiene una forma más alargada y se le realizan cinco cortes diagonales. Y por último la de Cereales, según la creatividad y gusto del panadero, se integran diferentes cereales o semillas a la masa, y puede tener la forma de las dos anteriores o trenzada.

Junto con los tradicionales baguettes Parisiennes, Tradition, Ajonjolí o 6 cereales, La Bohême, ofrece una _MG_2492okamplia oferta de pan salado. La Miche Bohême, es un pan de la casa, realizado con harina blanca y centeno. También hay una combinación con frutas, como el Pave de nuez y chabacano, y el de uva y avellana. Para aprovechar las materias primas típicas de México, se inventaron dos Paves especiales: el Pave Bastek, con chía, amaranto y hojuelas de avena y el Pave de centeno con hoja santa y chipotle ¡Una delicia franco- mexicana! Y si vas de prisa y es la hora de la comida, unos Baguettines salados con cebolla, tocino y crema o queso de cabra ¡Hay infinidad de opciones!

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.